Eskuinaldea-Uribe Kosta

Coros que hacen los coros a un grupo de rock

Las corales getxotarras Eskuz Esku, de mujeres, y Lilura, de niños, aportarán sus voces con una banda a temas de Queen y Led Zeppelin

Un reportaje de Marta Hernández - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

LED Zeppelin, Queen, Joe Cocker o Supertramp sonarán como nunca el próximo sábado en Getxo. Guitarras, teclados, bajo y batería tocarán sus más míticas canciones en la plaza Biotz Alai de Algorta. Hasta ahí, todo normal. Laura Villacorta pondrá voz a las melodías. Una mujer para canciones de torrente masculino, pero bueno, hasta ahí, tampoco nada extraordinario. Lo sensacional, lo peculiar, lo asombroso y quizás, lo irrepetible y que sucederá a partir de las 21.30 horas, es que esos compases rockeros estarán acompañados por un coro de mujeres y otro de niños. Eskuz Esku y Lilura Abesbatza, agrupaciones getxotarras, harán los coros a Led Zeppelin, Queen, Joe Cocker o Supertramp.

Esta rocambolesca y apasionante idea surgió en la mente de Rafa Zuluaga hace ya un año, cuando la bombilla se le encendió a raíz de una performance con motivo del vigésimo aniversario del Guggenheim que él sonorizó. “Estuve todo el verano escuchando centenares de canciones para ver cuáles eran las que mejor se podían adecuar”, admite. Sus hijos forman parte de la coral Lilura, así que ya sabía de dónde podía tirar para que aquello que resonaba en su cabeza tomara cuerpo y voces reales. Después, para la banda de rock, consiguió una alineación de lujo: Pedro Hoyuelos, teclista que ha trabajado con Alejandro Sanz o David Bisbal, entre otros;Nikola Goñi, Rafa Aspiunza, y Alfonso Escauriaza, además de la propia Laura Villacorta y de él mismo, que tocará el bajo. Solamente esta combinación de estrellas ya promete un concierto de quilates. Sin embargo, no estarán solo los acordes de esta banda y ya queda muy poco para ver en el escenario esta fusión de estilos, sentidos, sensaciones y edades. Y es que los coralistas van desde los 10 años hasta los 70. “Nos entusiasmó el proyecto, bueno, el macroproyecto”, asegura Esther Zarraga, la presidenta de Eskuz Esku. “Además, son las canciones de nuestra generación”, bromea.

No obstante, aunque son ellas las que conocen los temas, son los niños, de entre 10 y 16 años, los que “aprenden todo más rápido”. Esther desvela que los peques y ya no tan peques están respondiendo a esta iniciativa gigante “con una naturalidad pasmosa”. “Para nosotras”, reconoce, “está siendo como vivir un sueño, es una gran oportunidad y vamos a estar con músicos de mucha categoría. Estamos emocionadas e ilusionadas”. Esas mismas sensaciones recorren a Rafa, que valora cómo se lo han “currado las chicas y los niños”. Son una veintena de mujeres y otros tantos jóvenes y txikis los que componen esta ilusión melódica que se transformará en quince canciones durante alrededor de un par de horas.

con mikel Atxalandabaso Pero este concierto tendrá aún más detalles sensacionales. Porque el prestigioso tenor Mikeldi Atxalandabaso será, ni más ni menos, Freddy Mercury. Con incontables óperas a sus espaldas, en los escenarios más destacados de España y también del extranjero, este bilbaino ha sido dirigido por maestros de renombre y su voz, simplemente, sonará brutal en la plaza Biotz Alai. Será el culmen a una actuación inaudita, que para su promotor, además, supone que “veinte niños han podido aprender la historia del rock”.

El otro factor pedagógico está en la experiencia que ha sido trabajar conjuntamente personas mayores con los jóvenes que dentro de poco se comerán el mundo. “El valor intergeneracional de este proyecto también es importante”, certifica Rafa. Lilura es el coro txiki de Eskuz Esku y ambas formaciones llevan desde septiembre con los ensayos -“Nosotras juntándonos más veces que los niños”, indica Esther-. El desenlace sonará a rock y “a la gente se le pondrán los pelos como escarpias”, vaticina Rafa.