Ezkerraldea

La memoria preside la Herriko Plaza

El mural, además de por artistas, ha sido creado por barakaldarras de a pie que han enriquecido la obra.Foto: M. A. P. (M.A.P)

Barakaldo inaugura, en pleno centro de la ciudad, un mural que recoge la historia del municipio en el último siglo

Miguel A. Pardo - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

Barakaldo - Mirar hacia atrás es un gesto inteligente, es una manera de aprender de los errores y los aciertos. En una sociedad que marcha tan deprisa, que se centra en lo más inmediato, ha de haber espacios, lugares, que hagan retrotraer en el tiempo a la sociedad y saber de dónde viene, recordar lo que pasó hace décadas. Barakaldo ya cuenta con su espacio en el que mirar hacia atrás en mitad de la vorágine del día a día.

En plena Herriko Plaza luce un mural que, con la inspiración del equipo comandado por la artista Verónica Werckmeister y las aportaciones de la ciudadanía barakaldarra, resume el último siglo de historia de la localidad fabril. “Empezamos en otoño y el resultado ha sido mucho mejor de lo que esperábamos. Ha sido un proyecto muy enriquecedor, que ha ido creciendo con las aportaciones de la ciudadanía. Ha habido momentos muy emotivos”, declararon Verónica Werckmeister y Gorane Aizpurua, dos de las artistas que han impulsado este proyecto.

La idea de crear este Mural de la Memoria en pleno corazón de Barakaldo nació de la mano de Bakeola y se ha construido en el marco del programa Barakaldo Memoriart. Del boceto inicial a la dulce realidad ha habido mucho trabajo y, por ello, la puesta de largo de este mural fue de postín. Ante más de un centenar de personas, se desarrolló una programación de actividades en la que no faltaron las danzas de los cuatro grupos de la localidad y también hubo música. Todo para honrar la memoria de quienes padecieron la Guerra Civil, para reconocer la labor de quienes dejaron su sudor en las fábricas de Barakaldo, para homenajear a quienes, desde diferentes lugares, llegaron a la localidad fabril para crear su proyecto de vida y enriquecer y mostrar la diversidad en la sociedad barakaldarra. El acto contó con la presencia del portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, quien destacó que “esta iniciativa es muy plausible porque ha movilizado a la ciudadanía y ha logrado contar con la participación de Barakaldo. Todos han realizado un trabajo increíble y, entre todos, han creado este mural que se puede disfrutar en la Herriko Plaza. La vida se vive mirando hacia delante, pero solo se comprende mirando hacia atrás y ese es el sentido de la memoria y la historia”.

Ese mirar hacia atrás para seguir mirando hacia delante queda muy patente en la propia obra, trabajo que incluye diversos lemas que hacen comprender el legado que van dejando las distintas generaciones. “Izan zirelako gara eta garelako izango dira”, reza el mural en la parte inferior. Y es que somos parte de lo que nuestros antepasados fueron y, quienes vendrán serán parte y fruto de lo que los ciudadanos de hoy en día son. Es por eso que acciones como este mural tienen una gran importancia para que no se pierda la transmisión de la historia de generación en generación. “Este mural provoca que, cada mañana cuando paso frente a él, me vengan a la memoria las historias que tantas veces hemos escuchado”, reconoció Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo. Historias que reflejan la dureza, crueldad y sinsentido de la guerra, historias que narran la hospitalidad de un pueblo y que, hoy, un mural recoge para que nunca se olviden.

Secciones