sEGUNDA DIVISION B

Ahogado en la orilla

un mermado portugalete se queda a un paso del ascenso a segunda división b a pesar de mostrar sus credenciales frente al castellón

Juan Carlos Grande - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

Castellón 1

Portugalete 0

CASTELLÓN: Zagalá, Enrique, Arturo, Dealbert, Juanjo, Castells, Marenya, Colomer (Min. 80, Javi Rubio), Ximo Forner, Cristian (Min. 59, Serra) y Cubillas (Min. 74, Nuha).

PORTUGALETE: Mediavilla, Garmendia, Moya, Neira, Artabe, Ukerdi, Chopi (Min. 70, Núñez), Bengoetxea (Min. 85, Méndez), Bonilla, Txaber y Platero (Min. 73, Josué).

Gol: 1-0: Min. 62;Colomer.

Árbitro: Monterrubio Torres (aragonés). Expulsó por doble tarjeta amarilla al visitante Bonilla (min.42) y amonestó a los locales Castells, Enrique, Colomer y Cubillas;y a los visitantes Moya.

Incidencias: Unos 16.000 espectadores en Castalia.

bilbao - El Portugalete nadó hasta el final por el play-off de ascenso a Segunda División B para quedarse en la misma orilla, después de perder con todos los honores, por la mínima, en un Castalia a reventar frente a un Castellón que ocho temporadas después vuelve a la división de bronce. El Portu dio la cara en todo momento, se mostró como un equipo sólido, serio y disciplinado, pero la expulsión de Bonilla, justo antes del descanso, desvaneció cualquier opción de éxito. Y eso que hasta el último momento el conjunto vizcaíno no perdió la cara al encuentro.

Ya sin jugar, las importantes bajas mermaron al equipo de Ezkerraldea. Txaber y Platero salieron de inicio por Gabri Ortega y Josué, lesionados, pero ocupando plaza de banquillo. Por otro lado, Cubería estaba ausente por ciclo de tarjetas. A pierna cambiada, Bengoetxea por la derecha, por la izquierda, Txaber;de enganche, Bonilla y en ataque, Platero. Esa era la obligada apuesta visitante.

Los ingredientes externos: día de San Juan, excepcional ambiente de gala y horario Champions. El Portu salió descarado, buscando el gol, jugando en campo contrario y arriesgando en un inicio prometedor para los jarrilleros. Zagalá se la jugó sobre la raya de gol contra un presionante Platero, que le inquietaba en busca del balón. Ximo Forner fue el primero en avisar entre los tres palos, pero Mediavilla respondió, atento, deteniendo el esférico. Por alto también tranquilizaba el arquero del Portu.

Los de La Florida estaban seguros en defensa, mostrando mucha solidez y con un portero eficaz. En dos tiempos volvió a neutralizar Mediavilla el disparo desde la frontal de Marenya. Poco a poco imponían su ritmo los de casa. Aunque sin jugadas de peligro claras, cumplida la media hora. Mediavilla detuvo el disparo de Cubillas, de nuevo, desde la frontal. Otra vez Cubillas cabeceó de alto dentro del área y Cristian finalizó junto al palo una nueva llegada. Los acercamientos castellonenses aparecían. La expulsión de Bonilla, a tres minutos del descanso, por dos acciones idénticas en saltos con el brazo extendido, dejó tocado al equipo vizcaino. Fuera o no riguroso el colegiado, el delantero portugalujo puso muy fácil la roja con una grada que presionaba continuamente cualquier acción dudosa. Aun así, Zagalá contestó con un paradón a remate a bocajarro de cabeza de Ukerdi. Y Mediavilla hizo lo propio en su área.

En la segunda parte había que intentar hacer la machada en inferioridad. La tarea se antojaba prácticamente imposible, pero un gol era imprescindible para poder soñar. El Castellón salió un poco confiado y no se notaba que el Portu jugaba con diez. Pero un centro de Enrique desde la izquierda lo cabeceó Colomer logrando el primer tanto local.

Mazazo El gol le pesó demasiado al equipo de Ezkerraldea. Los minutos pasaban y el esfuerzo físico empezaba a notarse. Josué explotó su velocidad y asistió a Bengoetxea, cuyo centro desde la derecha golpeó en un defensa y el balón le cayó a las manos al guardameta local. Pudo ser el empate. Imprescindible para ir a la prórroga. A falta de cinco minutos para el final, una contra local la finalizó Javi Rubio, pero una vez más Mediavilla despejó arriba cuando se cantaba el segundo en la grada. Nuha entró en el área por la derecha y Mediavilla mostró otra vez sus buenos reflejos.