INTERPUEBLOS DE BIZKAIA

La saga continúa

Markina vuelve a hacerse con la txapela tras batir a amorebieta en la final del interpueblos que se disputó en el frontón zornotzarra

Oier Pérez - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

bilbao - Como anillo al dedo. Así es como el pueblo de Markina-Xemein se ha amoldado al Interpueblos de Bizkaia de mano. Tras participar en su novena final en diez años, el equipo que ayer vistió de rojo volvió a hacerse con el laurel ante el combinado de Amorebieta. Fueron varios los aficionados locales que animaron a sus paisanos, por lo que el frontón Amorebieta IV gozó de un ambiente que estuvo acorde con la relevancia de la cita. Por desgracia para los zornotzarras, solo pudieron disfrutar de una victoria, la que consiguieron en el primer partido de la tarde, la de la pareja cadete.

Los locales cumplieron con los pronósticos en el enfrentamiento de la categoría cadete. El combinado de Amorebieta solventó sin problemas su compromiso contra Markina. Los azules dominaron de principio a fin un encuentro que finalizó con un abultado 22-8. La pareja local supo manejar el encuentro a su gusto. Sin complicaciones. Una zaga seria en la que los errores brillaron por su ausencia. Cumplidores en el ocho y certeros en la parte delantera. Markina no supo encontrarse en el partido y tuvo excesivos fallos, probablemente provocados por los nervios y por el buen juego que desplegaron los locales. En definitiva, un merecido triunfo para los azules, en la que a la postre sería su única victoria en la tarde.

A continuación, los juveniles de Lea-Artibai se impusieron por la vía rápida. Los colorados llegaron a establecer un 12-0 en el arranque del duelo en el que no pudieron estar más acertados. Encontraron en el saque la clave para poder disfrutar de un plácido duelo debido a la holgada renta con la que contaban. A medida que los tantos iban pasando, la pareja de Zornotza fue encontrando su mejor versión, pero no fue suficiente. El delantero markinarra Agirremalloa realizó un partido casi perfecto. Todo lo que tocaba lo transformaba en tanto sin apenas tener que pelotear. Todo ello, sumado a la importante renta antes mencionada, hizo para los pelotaris zornotzarras algo imposible de remontar, por lo que el partido terminó con un contundente 22-9.

El encuentro de la categoría senior, el del desempate, certificó la victoria markinarra. Los aficionados de Amorebieta no cesaron de animar en ningún momento, pero el serio planteamiento de la pareja de Markina hizo que colorados pudieran hacerse con el laurel con un marcador de 22-17. El resultado fue un claro retrato de cómo fue el duelo. Mucho peloteo y varias alternativas. Ninguna de las dos parejas conseguían adquirir una renta mayor de un tanto hasta el empate a 14. Llegados a ese punto, el combinado zornotzarra acusó el cansancio y los markinarras supieron aprovechar su momento de flaqueza estableciendo un 18-14 que les permitió afrontar el resto del partido con una ligera ventaja. La contienda terminó con el 22-17 en el luminoso y con los de Lea-Artibai vistiendo las txapelas que les acreditaban como campeones. Markina demostró que tiene tomada la medida al Interpueblos de mano y se colocó su otra corona de lana. La saga continúa.