políticas proteccionistas de Trump

Alemania se refuerza como primer destino de las empresas vascas

La jornada laboral vasca se reduce un 3,2% este año.Foto: B. Guerrero

Las exportaciones al mercado alemán suben un 13% y aumenta ventaja con Francia. Las ventas a Estados Unidos son las que más repuntan pese a las políticas proteccionistas de Trump

A. Diez Mon - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h.

BILBAO - El comercio exterior vasco avanza hacia un nuevo récord anual de ventas y lo hace además con paso firme, con crecimientos en todos los países importantes. El mercado alemán desbancó el año pasado a Francia como primer destino de las exportaciones de las empresas de Euskadi y la tendencia se ha consolidado en el arranque de este curso.

La exportaciones vascas a Alemania han crecido un 13,1% entre enero y abril, por encima de la media (9,9%) y abriendo distancia respecto a Francia (8,7%). Estados Unidos, que ha crecido un notable 27,3% pese a las políticas proteccionistas de Donald Trump, es el mercado más dinámico y Reino Unido e Italia llevan también un ritmo ligeramente superior. Sin embargo, Alemania está un escalón por encima en cuanto a volumen y está reforzando su liderazgo gracias al buen inicio de curso. En concreto, Euskadi ha vendido productos y servicios a mercantiles alemanas por valor de casi 1.358 millones de euros. Francia era todavía el principal destino de las exportaciones vascas en abril del año pasado, si bien se percibía el cambio de tendencia, porque sacaba solo dos millones de euros de ventaja a Alemania. Ambos países rondaban entonces los 1.200 millones y continúan mostrando ahora una gran actividad comercial con Euskadi. Lo que ocurre es que el mercado alemán avanza con una marcha más y tiene ahora una ventaja de algo más de 50 millones.

El sector del automóvil es el principal protagonista de esa evolución. La pujanza se percibe tanto en el capítulo de los vehículos ya ensamblados -las furgonetas que se fabrican en Mercedes Benz Vitoria- como en el de la producción de la potente industria vasca de piezas de coches. La suma de ambas cuestiones supone un 18%, casi una quinta parte, del total de las exportaciones vascas, y en cambio es un 40% del comercio con el mercado alemán. Se puede decir que la industria del coche es la base de la relación comercial de Euskadi con Alemania, los cimientos que permiten que el edificio coja altura.

Con todo, el capítulo arancelario que más está creciendo es el de los bienes de equipo, la maquinaria y la máquina-herramienta, que ha repuntado entre enero y abril en casi un 22%. Se percibe asimismo gran intensidad en el negocio entre Alemania y Euskadi en el apartado de las semimanufacturas, donde el metal es uno de los grandes actores. En su caso el incremento ronda el 16%. Son ritmos muy superiores a los de la automoción (5%) y de alguna forma están marcando la diferencia entre las ventas a los mercados alemán y francés.

¿Qué otros productos está vendiendo Euskadi a Alemania? Lo cierto es que el mundo del coche, los bienes de equipo y las semimanufacturas suponen el 72% de las ventas de Euskadi a empresas alemanas y el resto de operaciones son residuales. Se reparten entre materias primas -básicamente minerales-, alimentación y bebidas, manufacturas de consumo y bienes de consumo duraderos -electrodomésticos, muebles y otros bienes-.

En el caso del mercado francés, el principal producto exportado por las empresas vascas son las semimanufacturas, seguidas de cerca por los bienes de equipo y un escalón por debajo se sitúa el sector del automóvil. También tienen un importante peso las ventas de Petronor a Francia.

dinamismo de EE.UU. En cuanto a Estados Unidos, el tercer destino de las empresas vascas, lejos eso sí de los dos primeros con operaciones por 663,5 millones, es la industria vasca de la máquina herramienta la que más producto está colocando en ese mercado. Con líderes globales como Danobat, la salud del sector vasco de la maquinaria está fuera de toda duda. Las semimanufacturas, donde se enmarca el acero, el producto que ha desatado la guerra comercial entre EE.UU. y Europa, es el segundo activo vasco más vendido en ese país y lo cierto es que está creciendo un 13% en lo que va de año.

En cualquier caso el producto estrella de este ejercicio en la relación comercial entre Euskadi y Estados Unidos está siendo el derivado del petróleo, la producción de Petronor. Las exportaciones energéticas vascas a la primera economía mundial han crecido un 67% en los cuatro primeros meses del año.

La cercanía ha sido históricamente un estímulo para las transacciones comerciales entre compañías vascas y francesas, pero la globalización y la apertura exterior de la economía de la CAV permite a sus productos viajar con facilidad sin necesidad de mirar de reojo el cuentakilómetros.

El hecho de que la locomotora del euro se haya convertido en el principal mercado de las exportaciones vascas supone un espaldarazo al saber hacer del tejido productivo vasco. Euskadi vende a Alemania productos de alto valor añadido y de contenido tecnológico. La economía vasca no puede competir en nichos de mercado low cost, con bienes básicos que no necesitan ninguna innovación, porque los costes laborales y de materia prima son sensiblemente superiores en Euskadi. Si como todo apunta se marca otro récord de ventas exteriores este año se reforzará la apuesta vasca por un modelo económico basado en la I+D.

Secciones