Uruguay 3, Rusia 0

Uruguay barre a la anfitriona

Suárez, Cavani y un gol en propia puerta permiten a los charrúas clasificarse como primeros de grupo

Carlos Zárate - Martes, 26 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

URUGUAY Muslera;Martín Cáceres, Godín, Coates;Nández (Cristian Rodríguez, m.73), Vecino, Torreira, Betancur (De Arrascaeta, m.62), Laxalt;Luis Suárez y Cavani (Maxi Gómez, m.92).

RUSIA Akinfeev, Smolnikov (Mario Fernandes, m.38), Kutepov, Ignashevich, Kudriaskov;Gazinski (Kuziaev, m.46), Zobnin;Samedov, Alexei Miranchuk (Smolov, m.61), Cheryshev;y Dzyuba.

Goles: Uruguay 3, Rusia 0.  1-0: m.10: Luis Suárez. 2-0: m.23: Cheryshev, en propia meta. 3-0: 90: Cavani.

Árbitro Malang Diedhiou (Senegal). Expulsó por doble amarilla a Smolnikov (ms.27 y 36). Amonestó al ruso Gazinski y al uruguayo Betancur. .

Incidencias Partido de la tercera jornada del Grupo A disputado en el Samara Arena ante 41.970 espectadores.

BILBAO. Uruguay dispone de una fiabilidad defensiva que es tan decisiva como su poderosa pegada atacante. Con las dos selecciones ya clasificadas para octavos de final, los charrúas demostraron ser una selección a tener en cuenta. Son, junto a Croacia, el único equipo que no ha encajado un gol en lo que va de torneo. No es casualidad. Ante la anfitriona se pusieron por delante y se acabó el partido. 3-0 y cerrojo atrás para acabar primeros del grupo A. Además, lograron por primera vez en su historia sumar tres victorias en la primera fase y sellar la tercera clasificación consecutiva para la segunda ronda.

La Celeste comenzó el mundial con dudas y a medio gas. Sin embargo, en su primer test serio resolvió el encuentro con jerarquía y sembró dudas en Rusia, que hasta este partido había arrollado a sus rivales. Lo hizo sin uno de sus jugadores más destacados en defensa como es Giménez que, junto a Godín, forma una de las mejores parejas de centrales del campeonato. Tabárez introdujo cuatro cambios respecto al partido anterior: Coates, Nández, Laxalt y Torreira. El equipo no se resintió. En Rusia acusaron en exceso la ausencia de su figura Aleksandr Golovin, así como las cabalgadas de su lateral derecho titular Mario Fernandes, que entró al campo tras la expulsión por doble amarilla de Igor Smolnikov en el minuto 35.

Los charrúas avisaron con un disparo del centrocampista del Inter Matías Vecino en el primer minuto de juego. Ocho minutos después, el pistolero Luis Suárez demostró tener la pólvora a punto al transformar una falta al borde del área con un disparo que se coló por el palo del portero Akinfeev, que dio un paso en falso letal y ya no pudo alcanzar el balón. Nuevamente el instinto asesino de Suárez encarriló el partido para La Celeste. Rusia respondió con un disparo de Cheryshev tras dejada de cabeza de Dzyuba, que después tuvo otra ocasión al rematar de cabeza un córner. Sin embargo, Uruguay le volvió a sorprender a los 22 minutos con un disparo de Laxalt desde la frontal del área que fue desviado a la red por Cheryshev, que no estuvo tan brillante como en los primeros dos partidos. Poco después, Uruguay pudo hacer el tercero pero Betancur no acertó ante la portería rusa. Luego, los rusos se quedaron con diez por expulsión de Smolnikov y Uruguay jugó cómodo.

En la segunda mitad, la entrada al campo de Fedor Smolov permitió a los rusos inquietar la portería de Muslera, pero los charrúas volvieron a demostrar su fortaleza y apenas pasaron apuros. En el minuto 70, Dzyuba gozó de un nueva ocasión que no acertó a transformar y en la recta final, el Cebolla Rodríguez lo intentó con dos latigazos. Al final, Cavani buscó su gol con desesperación hasta que en el 90 cazó un rechace en el área pequeña tras un cabezazo de Godín para cerrar la goleada.