tras pasar por el leganés y el rayo

Unai López consuma su blindaje

Unai López maniobra con el balón durante un partido con el Rayo Vallecano. (LaLiga)

Firmará un nuevo contrato hasta 2022 a la espera de convencer a Berizzo en la pretemporada

Pako Ruiz - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - Asoma como uno de los nombres propios en la actualidad del Athletic. Unai López (Donostia, 30-X-1995) se ha reinventado en estos dos últimos cursos lejos de Bilbao y su crecimiento como futbolista en las filas del Leganés, primero, y en las del Rayo Vallecano, después, ha sido tan evidente que la entidad rojiblanca ha tomado nota de ello. El fino centrocampista, fichado de la Real Sociedad en edad ya juvenil en verano de 2011, se ha ganado su regreso a Lezama y lo celebra con la renovación de su contrato, que se extiende por tres temporadas más, por lo que el nuevo documento, que firmaría la próxima semana, lo blinda hasta el 30 de junio de 2022, con una cláusula de rescisión, a la espera de cerrar este detalle, en torno a los 50 millones de euros.

Unai López ya es una realidad. Y Eduardo Berizzo, el nuevo entrenador del Athletic, maneja informes positivos de un jugador que en esta campaña reciente en el Rayo ha ejercido un rol trascendental para que el club madrileño retorne a LaLiga Santander, lo que ha acentuado la aportación del donostiarra, liberado en su juego por Míchel, el técnico vallecano. Semejante libertad ha permitido al jugador, que debutó como león de la mano de Ernesto Valverde en la previa de la Champions frente al Nápoles cuatro años atrás, sacar sus mejores virtudes, con una mayor posesión de balón, una posición más centrada y la concesión de galones para asumir la dirección de juego.

Sus prestaciones en Vallecas no han pasado desapercibidas. De ahí el interés que ha despertado en equipos de LaLiga Santander, como son los casos más llamativos del Betis, que también habría sondeado a Mikel Merino (Newcastle), y del Celta, que lo había incluido en la lista de futuribles que maneja su nuevo entrenador, el argentino Antonio Mohamed;así como del Huesca, un recién ascendido y que ha sufrido este último curso el impacto de Unai López en sus enfrentamientos directos. Junto a ello, ha recibido llamadas de equipos de diferentes ligas europeas, como la Bundesliga y la Jupiler Pro League belga.

El jugador, pese a ello, lo tiene claro. Quiere quedarse en el Athletic y le toca seducir a Berizzo, muy exigente a la hora de crear juego. Unai López, cuyo último partido como rojiblanco se remonta al 9 de mayo de 2015 frente al Deportivo en San Mamés, vuelve más curtido y convencido de que ha llegado su momento, sabedor de que quizá su salto al primer equipo fue un poquito precipitado. No en vano, solo se mantuvo una temporada, ya que a la siguiente bajó al Bilbao Athletic para competir en LaLiga 1/2/3 y después experimentó sus dos cesiones consecutivas en el Leganés y el Rayo. El donostiarra tendrá que hacer frente a una enorme competencia en la medular, donde se detecta overbooking con la presencia de San José, Beñat, Iturraspe, Rico, Vesga y los canteranos Nolaskoain y Sancet, que harán de inicio de la pretemporada. Berizzo tiene la última palabra y que marcará el devenir de Unai López a corto plazo. En caso de que el argentino le pida una nueva cesión, el centrocampista no lo dudaría: el Rayo le espera.

Secciones