España se prepara para el domingo

Cuatro días para buscar la reacción

Hierro, con Lucas, Monreal y Kepa Arrizabalaga. (EFE)

Hierro y sus jugadores interiorizan que deben mejorar mucho para poder batir a Rusia

España regresó la madrugada del martes a su cuartel general en Krasnodar, donde es tiempo de análisis y autocrítica, mucho más allá de un primer puesto que logró de rebote, más por méritos ajenos que propios, mientras rebusca una reacción indispensable para pensar en ganar a Rusia.

Iñaki Dufour - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Moscú. Tiene cuatro días, más que en ninguno de sus periodos entre partidos hasta ahora en el Mundial, y mucho trabajo mientras divisa ya en el horizonte al equipo anfitrión, al que se medirá el próximo domingo, esta vez sin depender de nadie más que de él mismo.

“Tenemos tiempo suficiente para preparar bien el partido, para analizarlo bien. Primero a descansar, a dar el optimismo de pensar que hemos terminado primeros de grupo y a trabajar. Esto no para. Ya no se puede arreglar un mal resultado. Ahora es o te quedas o te vas para casa”, advirtió Fernando Hierro al término del partido ante Marruecos (2-2).

Sin identidad, sin estilo, sin apenas oportunidades, sin lucidez ofensiva, sin precisión, pero también sin fiabilidad defensiva, con otro regalo al rival en forma de gol al cuarto de hora, desbordado por momentos por el ánimo marroquí, con facilidades en el remate del 2-1 de su rival, España no se impuso en nada en Kaliningrado. Un barco a la deriva que no naufragó porque apareció Iago Aspas para marcar el 2-2 en el minuto 91, suficiente para no temer por la clasificación. El resto lo hizo el 1-1 de Irán en los instantes finales ante Portugal. Si España hubiera perdido, habría pasado a octavos con el tercer criterio de desempate: los goles a favor.

“Este no es el camino”, se repitió varias veces en las declaraciones públicas de la selección española al término del choque. Lo dijeron el entrenador y Sergio Ramos, el capitán, entre otros. “Si encajamos con tanta facilidad no se puede conseguir el objetivo que venimos persiguiendo desde el primer día”, advirtió el técnico. España ha recibido ya tres goles más que en todo el Mundial de Sudáfrica 2010, el ejemplo indiscutible para la selección cuando encara cada edición del torneo desde entonces.

Su mayor virtud ha sido hasta ahora sobre todo la efectividad, personificada en los tres goles que ha marcado Costa y en la volea de Nacho. Pero lo que se dice juego, poco se ha visto hasta ahora.

Secciones