reunión bilateral

Merkel pide más apoyo europeo para España por la inmigración

El presidente español, Pedro Sánchez, y la canciller alemana, Angela Merkel, tras su primera reunión bilateral ayer en Berlín.Foto: Efe

Sánchez garantiza que seguirá “arrimando el hombro” en la gestión de los flujos migratorios

Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Berlín - La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró ayer ante el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que se implicará para que el Estado español reciba más apoyo de la Unión Europea si prosigue la intensificación en la llegada de inmigrantes a sus costas. Merkel y Sánchez mantuvieron ayer en Berlín su primera reunión desde el cambio de Gobierno en el Estado español y dedicaron la mayoría de su encuentro a analizar los asuntos que formarán parte de la agenda del Consejo Europeo que se celebrará esta semana en Bruselas.

Entre ellos la posibilidad de que los líderes de la UE lleguen a un acuerdo sobre la forma en que ha de afrontar el problema de la inmigración ilegal, cuestión ante la que tanto Merkel como Sánchez defienden un aumento de la cooperación con los países de origen y transito de estos flujos migratorios.

Dentro de su visión de cómo podría concretarse la respuesta del grupo de países europeos que quieren trabajar conjuntamente en la cuestión migratoria, Merkel apuntó que podría establecerse que cada jefe de gobierno hable con ciertos estados de origen (principalmente africanos), pero “no individualmente”, sino “en nombre del resto de colegas”. “La responsabilidad se puede repartir entre líderes europeos”, de tal forma que cada socio miembro hable con “uno o dos” países de origen, aclaró.

Esta propuesta fue respaldada de inmediato por el presidente del Gobierno español. La canciller destacó que otros países de la UE ya han recibido apoyo en situaciones similares a las que vive España y señaló el caso de Grecia durante el período más crítico de la crisis de los refugiados. “Creemos que España podría recibir más apoyo de la Comisión Europea. Eso lo apoyaríamos con seguridad”, indicó la canciller, que agregó que “si la situación en España se agrava”, ella se “implicaría para que España reciba más apoyo”.

Sánchez garantizó que España seguirá “arrimando el hombro”, ayudando y siendo responsable en la gestión de los flujos migratorios y será parte de la solución que se dé a la situación del buque Lifeline, el barco de una ONG alemana que espera tocar puerto desde hace cinco días en el Mediterráneo con unos 230 migrantes a bordo.

rEFORMA DE LA EUROZONA De la misma forma, reiteró su apoyo al acuerdo sobre la reforma de la eurozona al que han llegado Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, y que, según subrayó ayer la canciller, pretende una unión económica y monetaria más fuerte frente a las crisis. Si el pasado sábado Sánchez ya trasladó personalmente el respaldo a esta propuesta a Macron en París, ayer lo ha hecho ante Merkel asegurando que lo avala de forma “entusiasta”.

En la reunión de ayer no se profundizó en el análisis de asuntos bilaterales más allá de constatar, según ambos, las “excelentes” relaciones que mantienen los dos países. Pero sí se comprometieron a recuperar el próximo año en Madrid las cumbres bilaterales, que no se celebran desde 2014. Estos encuentros de alto rango con Alemania, en los que tradicionalmente participan los jefes de Gobierno de ambos países y un amplio grupo de ministros, son “un hito importante” para España, indicó Sánchez.

Merkel se refirió ayer a la situación del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, quien permanece en Alemania a la espera de que se decida sobre la petición de extradición solicitada por España. Al plantearle si incomoda a su Gobierno la presencia de Puigdemont en Alemania, se limitó a señalar que todo se está desarrollando según los estándares de un estado de derecho. - Efe

Secciones