Son solo estéticos

El puente Euskalduna abierto al tráfico al no presentar daños estructurales

DEIA - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 16:53h.

BILBAO. La Policía Municipal de Bilbao procedío a las cinco de esta tarde a la apertura al tráfico del Puente Euskalduna, tras el informe técnico elaborado por la Diputación Foral de Bizkaia, que concluye que el estribo del puente no se ha desplazado y que los vehículos pueden usar este vial con normalidad. La patología detectada y que ha obligado a cerrarlo al tráfico rodado, únicamente tiene alcance estético.

Según han informado el Ayuntamiento bilbaíno y la Diputación, tal y como se explica en el informe elaborado por los técnicos que lo han analizado, el Puente Euskalduna está compuesto por dos estructuras diferenciadas y completamente independientes entre sí: el puente propiamente dicho y la rampa que lo une con la rotonda de Botica Vieja. Ambas partes están unidas para dar continuidad a la calzadas, a las aceras y a las marquesinas.

Desde la finalización de la obra en el año 1997, ya se manifestó la diferencia de alineación de las marquesinas, lo que se corrigió mediante la colocación de una pieza de unión de ambas piezas. Ha sido esa pieza que une ambas marquesinas la que hoy se ha roto, causando el ruido al que han hecho referencia los vecinos, y dejando de nuevo a la vista aquella diferencia de alineación.

El informe descarta que esta patología esté causada por un desplazamiento o asiento del estribo de puente, por lo que si bien ha generado unos desperfectos visibles y relevantes, no tienen una importancia estructural vital, siendo sus efectos más de carácter estético.

Es por ello que señala que el tráfico rodado puede seguir circulando con normalidad. En cuanto a la zona peatonal, recomienda apuntalar la zona afectada para evitar desprendimientos de material que puedan afectar a los viandantes.

El Puente Euskalduna es de titularidad municipal desde el año 2010, cuando la Diputación lo cedió al Ayuntamiento de Bilbao. El convenio firmado entre ambas instituciones establece que la ejecución de posibles obras estructurales corresponde a la Diputación, y que el Ayuntamiento se hace cargo de los trabajos o actuaciones de mantenimiento y conservación.