Basauri apuesta por un modelo de municipio “sostenible y amable”

El pleno da luz verde a la aprobación inicial del PGOU, que opta por levantar 1.400 viviendas, el umbral más bajo en la legislación

I. Ugarte - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Basauri - “El planteamiento del nuevo PGOU busca sentar las bases de un modelo de pueblo sostenible, amable, accesible, primando el crecimiento equilibrado y la calidad de vida de sus vecinos y vecinas, sobre los desarrollos urbanísticos extremos”, tal y como indicó ayer el alcalde de Basauri, Andoni Busquet. Otro de sus ejes fundamentales, aseguró, es que la revisión del PGOU aporte “capacidad para el desarrollo de actividad económica”. El pleno del Ayuntamiento de Basauri, con el voto a favor de EAJ-PNV y EH Bildu y el voto en contra de PSE, Basauri Bai y PP dio luz verde ayer a la aprobación inicial de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

La propuesta se basa en un modelo de municipio “sostenible y amable”, y opta por quedarse en los umbrales más bajos que permite la legislación urbanística en lo que a construcción de nuevas viviendas se refiere. Así, la idea es levantar unas 1.400 viviendas. Desde el equipo de gobierno apuestan pues por “un modelo de pueblo sostenible que prime el crecimiento equilibrado y la calidad de vida”.

Algunos de los objetivos principales serían seguir unas líneas hacia el fomento de un desarrollo contenido y comprometido con el medio ambiente, avanzar hacia un modelo urbano equilibrado, regenerar áreas obsoletas, degradadas o con problemas de accesibilidad, y planificar el suelo residencial necesario para satisfacer la demanda de vivienda y evitar la marcha de residentes a otros municipios.

Con el objetivo de disponer de más suelo para albergar nuevas actividades económicas, Laminados Velasco podrá seguir desarrollando su actividad con el nuevo planeamiento;“el sector más cercano a las actuales viviendas se destinará a uso residencial y el resto a actividad económica”. En cuanto a los terrenos de la antigua Basconia, -hoy en día con clasificación de suelo industrial- pasa también a tener “un uso mixto, combinando la posibilidad de levantar 300 viviendas en la zona más próxima al núcleo urbano y dedicar a actividad económica el área pegada al río”, comentaron. Antes de la aprobación definitiva, ahora se abre un periodo en el que se podrán presentar alegaciones al texto.