REMO FEMENINO

El gran reto de Deusto

Las ‘tomateras’ afrontan la clasificatoria de la Liga Euskotren de este fin de semana con el objetivo de lograr uno de los cuatro billetes para poder competir todo el verano en la máxima categoría

Un reportaje de Jokin Victoria de Lecea - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

ES la hora de Deusto. La etiqueta de novatas de la competición hace tiempo que fue arrancada y ahora toca dar el paso definitivo, el más complicado. La Tomatera siempre tiene la vista puesta en el cielo, al siguiente reto, a superarse temporada tras temporada. En esta ocasión dar en la diana no es sencillo. Las entrenadas por Fernando Beperet no irán a la clasificatoria de la Liga Euskotren de paseo. Limitarse a aprender ya quedó atrás y ahora quieren pelear de tú a tú por un billete en la élite del remo. Las regatas se celebran mañana en Portugalete (18.00 horas) y el domingo en Zierbena (11.45 horas) y las cuatro primeras embarcaciones tendrán el derecho de bogar toda la temporada en la Liga Euskotren, mientras el resto de clasificadas competirán en la recién creada Liga ETE. Será la última clasificatoria ya que el año que viene las tres primeras clasificadas tendrán asegurada una plaza y la cuarta se decidirá en un play-off al final de la temporada.

El remo femenino, al igual que ocurre con el masculino, está viviendo un cambio de ciclo. San Juan se mantiene en lo más alto y vuelve a ser el favorito a revalidar todas las competiciones. Pero por debajo ha habido mucho cambio. Orio ha dado un paso adelante e Hibaika ha sufrido muchas bajas, lo que le deja en una situación crítica. Con dos billetes asegurados salvo sorpresa, los otros dos estarán tremendamente peleados y en esa batalla quiere entrar Deusto. “Arraun Lagunak, Donostiarra, Hondarribia, Hibaika, Kaiku… hay un montón de equipos ahí y la lucha será a cara de perro. Para entrar hay que ganar a todos esos equipos y será difícil”, explica Fernando Beperet. El objetivo es complicado, pero al mismo tiempo asequible. Es una motivación por la que las deustoarras darán el máximo: “Queremos llegar a las dos regatas a buen nivel y pelear con los equipos de arriba. El objetivo siempre es tener la vista arriba, nunca mirar para atrás. La meta tiene que ser subir el Everest y luego si por diversos factores te quedas a seis mil metros, pues te quedas. En el remo es igual, nuestro objetivo es clasificarnos y lucharemos por ello”.

La plantilla de Deusto se mantiene en un “ochenta por ciento” con respecto a la temporada pasada, pero las bajas sufridas son de remeras importantes, lo que les ha obligado a variar su trece. “Nunca llegamos a asentar la tripulación al completo, siempre se marchan dos o tres y llegan otras dos”, explica el entrenador de la Tomatera. Estas bajas influyen en el rendimiento del equipo y les obliga a variar sus planes de cara al invierno, dando pequeños pasos atrás para poder conjuntar todo. “La trainera cambia al treinta por ciento. Viene gente nueva, joven y toca volver a empezar”, reconoce Beperet. Pero al mismo tiempo que la cuadrilla deustoarra se nutre de nuevas bogadoras, las que llevan más tiempo empiezan dar importantes pasos adelante. “Tenemos unas siete u ocho remeras que controlan y ya van cogiendo experiencia y cogen la trainera de otra manera, tienen otro peso en el equipo. Hemos estado haciendo bloque”, añade.

Esta temporada en Deusto se respira un ambiente diferente. Ya la cuadrilla no mira solo a la mejora como equipo y a crecer dentro del deporte. Empieza a haber exigencia, ganas de hacer algo grande. “La preparación, la seriedad, lo que pedimos en los entrenamientos, la implicación de la gente… Todo ha cambiado. Cada año hay que mantener unos objetivos nuevos y para conseguirlos las cosas cambian, sobre todo, la actitud de la gente”, explica Beperet, que a pesar de ello ve a sus pupilas “contentas y con ganas”. Pero aunque los objetivos sean más ambiciosos y el nivel de la trainera esté muy por encima del de hace tres años, cuando la aventura deustoarra empezó, el club mantiene su filosofía de cantera y los pies siguen bien plantados en el suelo. “No sé si es por suerte o porque las cosas se plantean con naturalidad, la gente está a gusto en el club y eso es fundamental. Esto es un club de cantera, tanto en chicos como en chicas, y queremos crecer, pero siempre con las puertas abiertas”, reconoce el preparador de la cuadrilla bilbaina.

la plantilla

ENTRENADOR: Fernando Beperet

PATRONA: Aiala Uribelarrea

REMERAS: Ane Aizpuru

Olatz Cano

Laura Cuesta

Karmele Diarce

Paula Díaz

Usune Elizondo

Izaskun Etxaniz

Naiara Fernández

Ariñe Garai

Teresa Gutiérrez

Jaione López

María López

Soraya Martínez

Ane Mozas

Jone Oliban

Leire Pérez

Maider Pérez

Irati Pérez de Nanclares

Sonia Redondo

Amaia Uriguen

Irati Urionaguena