Open de Francia

Rahm supera las adversidades

Una polémica decisión de la organización no impide que el vizcaino escale posiciones en París

Jokin Victoria de Lecea - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bilbao - La segunda jornada del Open de Francia comenzó con polémica. Los tees fueron adelantados y varios jugadores se quejaron de que esta situación favorecía claramente a los golfistas del turno vespertino. La decisión vino debido a que se esperaban unas condiciones de viento similares a las del jueves y la organización quiso diseñar un recorrido más sencillo para que no se volviera a repetir una escabechina. Jon Rahm fue uno de los perjudicados al salir a primera hora, pero, en vez de venirse abajo, dio un paso adelante. El vizcaino presentó su candidatura al título escalando hasta la tercera posición, a tres golpes del líder, el sueco Marcus Kinhult, que ayer con una actuación que sorprendió a todos acabó con seis golpes por debajo del par del Albatros Golf National de París.

El golf es caprichoso y no siempre los méritos van en consonancia con el resultado final. Pequeños detalles cambian todo y centímetros convierten malos golpes en obras de arte. Rahm reconoció que jugó “mucho peor que el primer día”, pero en vez de caer en la clasificación, consiguió ganar posiciones. El golfista de Barrika logró un eagle, cuatro birdies, dos bogeys y un doble bogey. Todo ello para entregar en Casa Club una tarjeta solo un golpe peor que la del día anterior, a pesar de no marcharse con las mejores sensaciones a descansar antes de comenzar un fin de semana en el que tiene el título en su punto de mira.

A pesar de no quedar satisfecho, Rahm protagonizó uno de los hoyos del día al firmar un eagle en el hoyo 3. El vizcaino arrancó con un larguísimo golpeo desde el tee, que aunque le dejó fuera de la calle, le dibujó una bonita línea para poder atacar la bandera. La aproximación del de Barrika fue perfecta y a la hora de embocar desde el green no le tembló el pulso para cerrar el par cinco con tres golpes. Pero Rahm también vivió la otra cara de la moneda. Otra vez se le atragantó el hoyo 15. Esta vez un “error de comunicación” con su caddie le provocó cometer un gravísimo error que no le permitió ni siquiera salvar el bogey. Dos errores en dos días consecutivos que de no haber ocurrido le hubieran permitido estar como líder.

OTAEGUI PASA EL CORTE Asimismo, Adrián Otaegui se rehizo de su mal primer día y con una buena actuación de un golpe por debajo del par logró superar el corte. El donostiarra comenzó dubitativo y coqueteó con la eliminación, pero sus segundos nueve hoyos fueron jugados de forma soberbia y consiguió acabar a ocho golpes del líder.

En el caso de Txema Olazabal, las cosas no pudieron ir peor. El hondarribitarra vivió un Open de Francia para olvidar. Negado en todos los aspectos del juego, no paró de sumar números altos en los hoyos del recorrido . El guipuzcoano se despide del certamen en la última posición con una tarjeta de 27 golpes por encima del par del campo después de sumar sus dos jornadas.