en Mungia

Elezkano II y Zabaleta, un rodillo

Elezkano II. (J. Sampedro)

El vizcaino y el de etxarren comenzaron con un 14-0 ante Irribarria-Rezusta en Mungia

I. G. Vico - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - José Javier Zabaleta se amolda bien al frontón Municipal de Mungia, es una cancha que le gusta. Lo ha demostrado en sus dos visitas en el Parejas de 2017 y 2018, en las que obtuvo la victoria. El zaguero de Etxarren disfruta en escenarios en los que tiene tiempo para ponerse a la pelota. Así, la comodidad se abraza a sus manos de pegador. Eso se traduce en un camino de rosas para el delantero. Danel Elezkano, compañero de fatigas del de Sakana ayer, cumplió con un festival rematador, terminando 16 tantos y un saque -por solo tres errores-. La combinación salió como un rodillo en territorio mungiarra, derrotando con autoridad a Iker Irribarria y Beñat Rezusta, a los que dejaron en nueve en casi 50 minutos de labor, en los que no se llegaron a cruzar los 300 pelotazos (296). El de Zaratamo fue una centella en ataque, afilando el gancho en un carrusel de recursos. Vencieron 22-9.

El 14-0 inicial desniveló la balanza de modo notorio para los colorados, que dejaron el encuentro visto para sentencia casi sin desperezarse. Irribarria y Rezusta, lejos de su mejor versión, sufrieron los rigores de una maquinaria engrasada. El principio fue un potro de tortura constante que, a pesar de los intentos de los azules de encontrar un cabo por el que tirar, un salvavidas al que aferrarse, puso en órbita a Elezkano II, incisivo hasta el tuétano, y Zabaleta.

El vizcaino, capitán en el Torneo Bizkaia por equipos, está asumiendo los galones que le ha colgado una temporada para enmarcar. El de Zaratamo está encontrando el camino después de tener que despedirse del Cuatro y Medio de San Fermín en los octavos de final por un esguince de tobillo. El cuerpo le pide estelares y los resultados le avalan, ya lo demostró durante la campaña invernal.

De cualquier modo, tras un comienzo muy desnivelado y con una distancia colorada más que cómoda, Irribarria y Rezusta, campeones del Parejas en 2017, asomaron la cabeza con una tacada de cinco tantos que no pudieron concretar. Tras eso, Elezkano II-Zabaleta se colocaron 20-6 y, a pesar otro estertor azul, se fueron directamente del 20-9 al 22-9.

Secciones