delegado del Gobierno español en la cav

Loza pide al PP que se sume al consenso sobre los presos

Afirma que el escrache de hoy al cuartel de Oñati no ayuda a la convivencia

Txus Díez - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

gasteiz - El nuevo delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, pidió ayer al PP voluntad para alcanzar un consenso amplio en torno al acercamiento de los presos de ETA, al que los populares siguen oponiéndose. “Hay que poner las luces largas, como decía el presidente Sánchez, buscar acuerdos. El final de ETA es una cuestión de Estado, y para ganar la convivencia, que es lo que nos falta en este momento, necesitamos del acuerdo, así que hago un llamamiento a mis amigos del PP, lo digo como lo siento, podemos construir consensos también en esta materia”, afirmó Loza. El delegado, que se ha mostrado públicamente favorable a ir poniendo fin al alejamiento de los reclusos, va a tener que lidiar con la oposición de asociaciones de víctimas como la AVT, que ya ha anunciado una férrea oposición a cualquier movimiento en esta materia.

En ese sentido, Loza afirmó que que la relación con las víctimas “ha sido y va a seguir siendo fluida”, y destacó como fundamental, para gestionar esta situación, “tener empatía y discreción”, pues “alguna experiencia hemos tenido años atrás y estas dos cuestiones han sido fundamentales”.

Ayer destacaba, durante una visita al Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, que la atención a este colectivo será una de sus prioridades, y, de hecho, afirmó que su intención era que la visita al memorial fuera su primer acto como delegado. Finalmente los problemas de agenda lo impidieron, pero en todo caso resaltó que “la memoria es fundamental en estos momentos, es la única reparación que podemos ofrecer a las víctimas asesinadas, y es también un elemento fundamental para la deslegitimación del terrorismo”.

Loza advirtió, además, contra los dos “problemas” con los que debe lidiar la memoria. “Uno es el olvido, comprensible después de tanto sufrimiento por parte de la sociedad vasca”. Según señaló, “hay que pasar página, pero como dice Gorka Landaburu, después de haberla leído”.

El segundo peligro es “la tergiversación, el decir que aquí ha habido errores por la existencia de un presunto conflicto, cuando en una sociedad democrática los conflictos son múltiples y no se arreglan con el tiro en la nuca, sino a través del diálogo, y cuando no hay posibilidad de acuerdo se acude a los tribunales”. Además, denunció el acto que hoy celebrará la izquierda abertzale frente al cuartel de la Guardia Civil de Oñati y emplazó a Sortu a que “vaya poniendo freno a estas cuestiones, que producen humillación a las víctimas”. “No es tanto una cuestión penal como básicamente una cuestión ética, actitudes como ésta no ayudan en absoluto a generar convivencia ni a desandar caminos”, añadió.

colaboración con gogora Por otro lado, Loza, que anunció la incorporación a la Delegación de Marta Buesa como asesora en materia de víctimas, convivencia y memoria, afirmó que promoverá la colaboración entre el memorial de Gasteiz y el Instituto de la Memoria Gogora que dirige Aintzane Ezenarro. “Me tocó trabajar en la génesis de los dos centros, y deseo que haya voluntad por ambas partes para trabajar juntos en el futuro”, aseguró.

Además, señaló que legalmente las víctimas del 3 de Marzo no pueden estar representadas en el memorial de Gasteiz, y abogó por recuperar los encuentros restaurativos entre víctimas y victimarios, pero recordó que su puesta en marcha depende de éstos últimos.