aglutina a casi nueve millones de habitantes

Nafarroa, la CAV y Aquitania apuestan por “más Europa” de la mano de la Eurorregión

El Presidente Rousset le entrega la "makila"a la Presidente Barkos, en presencia del Lehendakari Urkullu. (CEDIDA)

Barkos, que recogió el testigo de Rousset, y Urkullu abogan por “cohesionar” un territorio que ha ganado influencia

Ibai Fernández - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

iruñea - Nafarroa preside desde ayer la Eurorregión con la CAV y Nueva Aquitania. Un ente administrativo transfronterizo de 101 kilómetros cuadrados que aglutina a casi nueve millones de habitantes y con un PIB regional de 250.000 millones. Una puerta a Europa que la Comunidad Foral encabezará durante los dos próximos años con “el reto fundamental de conseguir un territorio más cohesionado en todos los ámbitos”, desde la ciudadanía al turismo, pasando por la movilidad y el transporte. “Y con una especial incidencia en desarrollar un proyecto común en las áreas de economía del conocimiento, innovación y competitividad empresarial, que mejore el posicionamiento de los tres socios en Europa”, según apuntó el Gobierno navarro.

Alain Rousset, presidente de Nueva Aquitania, cedió el testigo a Uxue Barkos en un protocolario acto celebrado en el Archivo Real y General de Nafarroa, donde las tres administraciones reiteraron su vocación europeísta, confiados en que la colaboración sirva además para lograr fondos de la Unión Europea. Lo hicieron en una asamblea extraordinaria en la que, además del traspaso de la vara de mando, la Eurorregión también actualizó su plan de acción para el periodo 2014-2020, modificado para adaptarlo a la incorporación de Nafarroa. Pero también a la ampliación de la Aquitania, que tras la reforma regional francesa ahora incluye también a las regiones de Limousin y Poitou-Charentes, lo que aumenta su área de influencia hasta prácticamente el centro de Francia.

Fue un acto institucional lleno de buenas palabras. Pero también de compromisos con una Unión Europea cada vez más cuestionada en algunos países. “Somos europeístas y nuestro compromiso es Europa. Nuestro territorio es la Eurorregión y nuestro modelo la colaboración”, subrayó el lehendakari, Iñigo Urkullu. Un mensaje que reiteraron tanto Barkos como Rousset.

La nueva AECT (Agrupación Europea de Cooperación Territorial) Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Nafarroa constituye un área de oportunidades muy importante para las regiones integrantes, que comparten, en sus respectivas estrategias de especialización inteligente, sectores prioritarios como la salud, la energía, la agroalimentación y las industrias creativas, así como el interés por trabajar juntos en temáticas como el turismo, la industria avanzada o 4.0, y la competitividad de las empresas, entre otros ámbitos.

En su intervención, la presidenta navarra Uxue Barkos destacó que con este acto queda consumado un compromiso del comienzo de la legislatura, “que no era otro que el de trabajar conjuntamente con Euskadi y con Nueva Aquitania en la cooperación territorial europea”. Asimismo, manifestó su compromiso y el del Gobierno de emprender nuevos proyectos y de avanzar en la gobernanza de la Eurorregión, “con el fin de situarnos cada vez mejor en el contexto europeo y de trabajar por el interés general de nuestra ciudadanía eurorregional”.

el europeísmo de urkullu Por su parte, Urkullu calificó de “muy fructífera” la reunión de ayer y subrayó que “la Eurorregión cuenta con tres miembros activos y responde mejor a los retos de futuro”. “Manteniendo su misión, la Eurorregión ha sabido integrar su estructura y adaptar su gobernanza a la nueva realidad”, apuntó el jefe del Ejecutivo de Gasteiz en referencia a la incorporación de Nafarroa, para incidir en que “el resultado es una mayor capacidad de respuesta a los retos de este nuevo tiempo”. “Podremos afrontar mejor los retos que presenta un mundo cambiante”, argumentó el lehendakari, que habló además de una “apuesta por más Europa”.

Urkullu añadió que el objetivo es un “trabajo por el modelo de paz, progreso y bienestar por el que lucharon nuestros antecesores”. “La Eurorregión representa la Europa que queremos construir juntos”, insistió el jeltzale, que subrayó la visión europeísta de el ente interistitucional. “Hoy y aquí afirmamos que queremos crecer como Europa. Juntos, sin fronteras, cooperando”.

Paralelamente, el presidente de Nueva Aquitania, Alain Rousset, resaltó la importancia de la Eurorregión en el nuevo contexto europeo. “Hay muchas incertidumbres, y tenemos que hacer algo, pero no lo podemos hacer solos”, apuntó el dirigente socialista, que defendió las potencialidades del ente institucional en ámbitos como la economía, la cultura o el transporte. “En el contexto geopolítico actual, con un entorno imprevisible y peligroso, podemos conseguir que nuestras empresas y laboratorios puedan trabajar juntos para adquirir nuevas competencias”, apuntó.

El dirigente galo admitió igualmente que las circunstancias de cada región son diferentes y sus competencias son distintas, pero recalcó que comparten la voluntad de trabajar en una serie de temas de interés común. Garantizó además que Nueva Aquitania “va a seguir mirando al sur”, un mensaje con el que quiso tranquilizar a quienes pudieran pensar que con la ampliación de la región francesa iban a tener “más reticencias” a la colaboración institucional.

“Más bien al contrario, vamos a seguir trabajando en el ámbito transpirenáico en ámbitos como los transportes o la economía del conocimiento porque tenemos muchos campos en los que podemos actuar de forma conjunta y coordinada”, zanjó.

las cifras

Secciones