Una reforma constitucional “fuera del corsé” establecido

Ortutzar avisa del “fracaso” al que está abocado el diálogo sobre este tema si no se tienen en cuenta a las naciones

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, insta a hablar entre los partidos políticos de una reforma constitucional, “fuera del corsé” del procedimiento formal que establece la Carta Magna y que podría llevar “al fracaso”.

En declaraciones realizadas a TVE, Ortuzar se refirió ayer al planteamiento que realizó el pasado lunes el lehendakari, Iñigo Urkullu, al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su entrevista en la Moncloa, de explorar una convención constitucional con el fin de que se apueste por un “constitucionalismo útil para resolver los problemas y no enconarlos”.

Desde comienzos de año, varios partidos participan en la comisión de evaluación y modernización del Estado autonómico impulsada por el PSOE en el Congreso de los Diputados en la que actualmente solo se mantienen los socialistas, el PP, Compromís y UPN. Los partidos nacionalistas vascos y catalanes rechazan este foro porque entienden que no atiende al problema del modelo territorial en el Estado español y no aborda las cuestiones nacionales de Euskadi y Catalunya.

En declaraciones a TVE, Ortuzar insistió ayer en esta idea ya que “en la actual situación política española, con el tema catalán, con el vasco, con el tema de financiación autonómica, está claro que hay un problema en el modelo territorial del Estado, que la Constitución del 78 es un corsé”. A su juicio, iniciar un proceso formal de reforma del texto constitucional siguiendo el procedimiento establecido está abocado al fracaso.

Por ello, propuso que se haga de otra manera, mediante el diálogo entre las fuerzas políticas, “no fuera de la sede parlamentaria, pero sí fuera del corsé del procedimiento de reforma constitucional que exige una mayoría supercualificada”.

Ortuzar abogó por un acuerdo entre los partidos sobre una interpretación de los conceptos fundamentales de la Carta Magna española. En este sentido, llamó a trabajar para ver “si somos capaces de pactar una interpretación de la Constitución en la que vascos, catalanes y el resto se sientan cómodos o menos incómodos, o todos igual de incómodos o todos igual de cómodos”, añadió.