El Deportivo, muy interesado en su cesión

El último tren de Sabin Merino, que espera a Berizzo

El de Urduliz, con contrato hasta le año 2019, esta pendiente de la decisión de Berizzo

Pako Ruiz - Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - La cuenta atrás ya está activada. El fin de las vacaciones asoma a la vuelta de la esquina y el Athletic ultima los matices que rodean a la plantilla de cara al inicio de la nueva etapa que liderará Eduardo Berizzo desde el banquillo. Los jugadores rojiblancos están citados en Lezama para dentro de una semana, el próximo día 9, y ya es patente el cosquilleo que notan ciertos futbolistas, sobre todo los que asumen que su futuro en la entidad no lo ven muy claro con la llegada del nuevo entrenador y de muchas caras nuevas, lo que hace que Berizzo, a día de hoy, tenga que manejar un grupo de 34 hombres a la espera de que se produzcan movimientos. Incluso el número se podría ampliar en caso de que se cierre en las próximas horas el fichaje de Yuri Berchiche, procedente del PSG.

Sabin Merino (Urduliz, 4 de enero de 1992) es uno de los más expectantes a las decisiones que pueda tomar el de Cruz Alta. El delantero, que no ha tenido apenas protagonismo en el último curso a las órdenes de José Ángel Ziganda, asume que se la juega en esta pretemporada, donde le tocará reivindicarse ante el técnico, sobre todo porque se han paralizado algunas posibles negociaciones para salir de Bilbao a la espera de conocer las intenciones de Berizzo, consciente de que tiene que evaluar en todo su detalle las alternativas que tiene en ataque, una posición en la que el Athletic no presume de abundantes recursos fiables.

El de Urduliz entra en su último ejercicio de contrato con la entidad bilbaina. A sus 26 años, no se puede permitir un año casi en blanco como el que ha pasado con Ziganda, que además frenó una posible cesión del delantero en el pasado mercado de invierno. El navarro le había transmitido a Sabin Merino que podría tener minutos en la segunda fase de la temporada, pero la realidad fue otra y solo participó en estos tres meses postreros en cinco partidos de liga, dos de ellos como titular, un recorrido muy escaso y que ha puesto en alerta al propio futbolista, necesitado de reinventarse en las primeras semanas de la etapa Berizzo.

Sabin Merino espera una decisión no tardía del técnico sobre su persona. No quiere repetir la experiencia con Ziganda, sobre todo porque maneja ofertas de clubes interesados en hacerse con sus servicios. El vizcaino, con una hoja de servicio como león de 75 encuentros oficiales y una tarjeta de ocho goles, está en la agenda de equipos de Primera División como el Valladolid, que retorna a la máxima categoría y que se encuentra a día de hoy en precario en cuanto a futbolistas ofensivos, el Leganés, que no le pierde de vista, y el propio Levante, que ya le sondeó en el mercado de invierno. Pero es el Deportivo, que ha descendido a la Liga 1/2/3, el que más ha insistido en los últimos días en la opción del de Urduliz, del que valora su polivalencia y el hambre que pueda tener en caso de salir del Athletic, que lo podría hacer a modo de cesión o con un acuerdo para rescindir su contrato.

a la espera de berchiche Sabin Merino se presentará en Lezama el próximo lunes con el objetivo de convencer a Berizzo, quien, al mismo tiempo, está pendiente de las noticias que puedan llegar en torno a Yuri Berchiche. Se conoce que el lateral izquierdo del PSG, y que salió de Lezama once años atrás, es una de las prioridades del nuevo técnico del Athletic, que negocia con el club parisino de cara a llegar a un posible acuerdo, por el que, según informaciones procedentes de la prensa gala, el club de Ibaigane abonaría 20 millones de euros, con lo que el de Zarautz se convertiría en el segundo fichaje más caro de la historia de la entidad bilbaina tras el de Iñigo Martínez, por el que pagó 32 millones.