historias con diseñadoras locales

“Hecho con mucho amor”

Elena, Ibone, Verónica, Susana, MariÁngela, Olaia, Astrid, Nora y Aida (Borja Guerrero)

Romper con las barreras del diseño y el consumo impersonal es el objetivo que marcan algunas diseñadoras locales vizcainas que crean sus marcas ‘Made in Bilbao’

Un reportaje de Sandra Atutxa - Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

NO son todas, pero para muestra vale un botón. Elena crea juguetes de madera artesanales;Ibone Garamendi, con ilusión, lanzó hace años su propia firma de ropa;Verónica García cuenta con su marca de cosmética natural, Susana Santos da forma a bolsos para una mujer actual;Mari Ángela Artese, con materiales reciclados, crea originales joyas;Nora Cukurull diseña ropa de surf y complementos, Astrid Libano sorprende con complementos que quitan el hipo, Olaia Fernández es la creadora de joyas llenas de personalidad, elegantes, mientras Aida Sánchez recoge lágrimas de cocodrilo para confeccionar ropa infantil. Todas tienen algo en común: son mujeres valientes y con ganas de crear con sus propias manos productos exclusivos. “Apostar por la creación local supone hacer lo que a una le gusta y poder vivir de ello aunque eso suponga mucho sudor y lágrimas”, apunta Elena Murillo, de Palopalú. Sin embargo, estas diez creadoras locales vizcainas coinciden al asegurar que las dificultades son numerosas debido, en gran medida, a la invisibilidad a la que se enfrentan desde sus inicios. “Empiezas con recursos muy precarios. Te toca gestionar todo. Desde las telas, materiales, el marketing...”, afirma Aida Sánchez, de Lágrimas de Cocodrilo. “El mundo de Internet es muy amplio y te ayuda a promocionar lo que haces, pero gestionarlo quita tiempo”, explican.

La elaboración de cada uno de los productos a los que dan vida estas diez artesanas es lento y precisa de una dedicación exclusiva. Para dar forma a sus creaciones el ingrediente que no puede faltar es el cariño. Para las creadoras es importante poner en valor que sus productos están elaborados con materiales reciclados, naturales y cuya raíz emana de la fuente del territorio. “Somos creadoras de aquí. Producimos en Bilbao y para Bilbao”, dice Susana Santos, de la marca S de Su. Se trata de hacer una apuesta por lo local, por todos los productos Made in Bilbao. “La ropa que diseño, si no la confecciono yo, me encargo que la hagan profesionales de Bizkaia. Todo se debe quedar en casa”, añade Ibone Garamendi. Con sus creaciones aportan a la economía local esa esencia que hace que Bizkaia y Bilbao dispongan de productos exclusivos e irrepetibles, que no se puedan encontrar en ninguna otra parte del mundo. El coste es caro, sí, y precisa de mucho esfuerzo, pero las diez diseñadoras reconocen que pese a los obstáculos merece la pena. “Cuando haces cosas con amor eso se nota y lo transmites al público”, confiesan.

Secciones