también en la innovación

El Plan Oncológico de Euskadi incide en el tratamiento personalizado

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el consejero de Salud, Jon Darpón, en la reciente presentación del programa piloto de cribado poblacional de cáncer de cérvix. (EFE)

Se seguirá trabajando en mejorar el índice de supervivencia que ha alcanzado el 59% en mujeres y el 52% en hombres en Euskadi en 2012

El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha destacado que el nuevo Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023, que define los ámbitos de actuación en atención oncológica con "el objetivo de mejorar la supervivencia al cáncer", incide en el tratamiento "personalizado" al paciente, así como en "el despliegue de una estrategia de innovación que busca implicar a las empresas tecnológicas de Euskadi en el desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico y tratamiento" de esta enfermedad.

EP - Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 11:55h.

DONOSTIA. En rueda de prensa en Donostia, Darpón, acompañado de miembros de su departamento y de las personas que han trabajado en la elaboración de este Plan, ha dado cuenta de este documento, que ha contado "con el asesoramiento de grupos de expertos y profesionales sanitarios implicados en la atención de pacientes oncológicos y sus familiares".

El consejero ha indicado que este Plan propone un modelo asistencial, con "un enfoque multidisciplinar, un trato humanizado que atienda las necesidades globales de los pacientes" y apuesta por "reducir los tiempos de diagnóstico y concentrar las intervenciones más complejas en unidades de referencia que permitan reunir la experiencia necesaria".

Asimismo, el documento incide en el desarrollo de la medicina personalizada o de precisión (MPP), que "permite ofrecer al paciente un tratamiento individualizado en función de sus características y las del tumor que padece, con el apoyo de un sistema informático que incluya en la Historia Clínica Electrónica toda la información del proceso oncológico, desde los tratamientos recibidos hasta la calidad de vida de la o el paciente, para que así pueda resultar de utilidad en la toma de decisiones", ha explicado.

El Plan también contempla desplegar "una estrategia de innovación que busca implicar a las empresas tecnológicas de Euskadi en el desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico y tratamiento de cáncer, y la apuesta permanente por las estrategias intersectoriales de promoción de la salud y de prevención", ha indicado.

Además, Darpón ha puesto en valor que este documento "pone a la persona en el centro tanto en lo preventivo como en el modelo asistencial", a partir de "la humanización del proceso oncológico", contemplando tanto "las necesidades físicas como emocionales" de las personas y "la toma de decisiones compartidas".

Según ha destacado, la tasa de superviviencia estandarizada del cáncer en Euskadi ha aumentado de manera "significativa" hasta situarse en 2012 en el 52,2% en los hombres y el 59,9% en mujeres, tasas superiores a la del Estado y también a la de Europa, que, no obstante, requieren "seguir mejorando y avanzando" ya que el cáncer sigue siendo "una enfermedad de gran impacto" con unos 13.500 casos nuevos detectados en Euskadi al año.

Para ello Darpón ha apuntado que, desde el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023, se contempla mantener las iniciativas de prevención en curso, "impulsando y reforzando la acción comunitaria a nivel local", promoviendo la práctica de la actividad física, una alimentación saludable, la reducción del consumo de tabaco entre la ciudadanía y protegerla del humo, la disminución del consumo de alcohol, y el riesgo por radiaciones ionizantes a través de protocolos específicos.

También se seguirá trabajando en la prevención del melanoma y en la reducción de la exposición de la población trabajadora a agentes cancerígenos.

CRIBADO

Por otro lado, se va a seguir con los programas de cribado de mama y colón, así como con el Programa Piloto de Cribado de Cáncer de Cervix, dirigido a mujeres de entre 25 y 65 años y se van a implementar más mejoras en el modelo asistencial con circuitos prioritarios de acceso al diagnóstico y tratamiento, reforzando el papel de los Comités de Tumores en la toma de decisiones, potenciando la enfermería de enlace en el ámbito oncológico, y los cuidados paliativos pediátricos domiciliarios, entre otras medidas.

Darpón también ha subrayado la apuesta por la implantación de sistemas de información para que la histórica clínica electrónica aporte "una información integral del paciente", incluyendo, además, "resultados de los tratamientos que se le aplican con el fin de poder evaluarlos". Para ello se desplegará el sistema informático Onkobide, "que va a permitir al personal médico obtener información y resultados de la medicación administrada durante todo el proceso asistencial".

Esta iniciativa permitirá también "definir un marco de diálogo con la industria farmacéutica dirigido al pago en función de los resultados obtenidos en cada paciente, especialmente cuando se trata de incorporar nuevos medicamentos", ha añadido.

FUNDACION ONKOLOGIKOA

Por otro lado ha avanzando que el Plan contempla incidir en la colaboración entre el Servicio Vasco de Salud Osakidetza y la Fundación Onkologikoa, con el fin de "avanzar hacia un servicio único de oncología de vanguardia para Gipuzkoa".

También se prevé "avanzar en un nuevo marco de organización en la investigación clínica que permita mejorar el trabajo en red y las sinergias éntre los tres institutos de investigación sanitaria (Biocruces, Bioaraba y Biodonostia)", ha añadido.

Finalmente, ha indicado que también se aborda "la colaboración entre el tejido industrial y los grupos de investigación para el desarrollo de la Medicina Personalizada en cáncer atendiendo a la estrategia RIS 3", así como "programas de innovación en tecnología quirúrgica".

Secciones