nueva electrolinera en Bombero Etxaniz

Bilbao pretende que un 20% de los coches sean eléctricos en 2030

El Ayuntamiento de Bilbao ha puesto en marcha hoy la cuarta electrolinera pública de la ciudad, merced a un acuerdo con el Ente Vasco de la Energía (EVE), y se ha fijado el objetivo de que el 20 por ciento de los vehículos censados en la capital vizcaina sean eléctricos para el año 2030.

Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 14:26h.

BILBAO. El teniente de alcalde y concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, y el consejero-director general del EVE, Iñigo Ansola, han acudido a la puesta en marcha del nuevo punto de recarga rápida para vehículos eléctricos, ubicado en la plaza del Bombero Etxaniz y al que en los próximos días se añadirá una nueva electrolinera, la quinta de Bilbao.

La capital vizcaina abrió su primera electrolinera en octubre de 2016, junto a la basílica de Begoña. Posteriormente se abrieron otras dos, y ahora se ponen en marcha otras dos instalaciones, ambas también gestionadas por el gestor de carga IBIL, participado al 50 % por EVE y Repsol.

Gil ha destacado que los cinco puntos de recarga para vehículos eléctricos, que se suman a los 23 instalados en aparcamientos municipales, contribuyen a la "electrificación de la movilidad" en la capital vizcaína, en sintonía con lo plasmado en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado por el consistorio bilbaino.

El edil ha subrayado que el objetivo fundamental de este plan es "mejorar la salud de los ciudadanos" y ha dicho que "la electromovilidad es el camino más claro para que la gente coja unos nuevos hábitos" y se implante "un nuevo concepto del tránsito por la ciudad".

En un repaso de las actuaciones municipales en este sentido, Gil ha recordado que el Ayuntamiento está renovando el parque de bicicletas de alquiler para que sean todas eléctricas;hay cuatro autobuses urbanos eléctricos, otros dos en proceso de licitación, y en el futuro Bilbobus "no tendrá un vehículo que no sea por lo menos híbrido o eléctrico;y para final de año habrá 18 taxis eléctricos en la capital vizcaina.

"Las acciones del PMUS y de la electrificación se van cumpliendo. Todos los vectores van en caminados a la mejora del medio ambiente y a la salud de nuestra gente", ha subrayado el concejal de Movilidad.

Gil ha señalado que el plan de electromovilidad de Bilbao indica que para el año 2030 se quiere conseguir que el 20 por ciento de los vehículos censados en la capital vizcaína sean eléctricos, lo que constituye un objetivo "muy ambicioso" para el que es necesario establecer "las mejores condiciones" para ello en la ciudad, dado que uno de los mayores obstáculos en la actualidad es la escasez de lugares para recargar la batería de los coches eléctricos.

En este punto ha incidido Iñigo Ansola, quien ha destacado que la puesta en macha de las nuevas electrolineras en Bilbao se contribuye a "romper el bucle que existe actualmente con el vehículo eléctrico: no se compran porque no hay puntos de recarga y no se ponen puntos de recarga porque hay pocos vehículos eléctricos".