La primera noche de paradas a demanda en Bilbobus transcurre tranquila

“Me siento mucho más segura ahora”

La primera noche de paradas a demanda en Bilbobus transcurre tranquila
Las conductoras, preocupadas por su seguridad

“Es positivo que pongan estas medidas, pero el problema lo tendremos las mujeres conductoras” “Estas medidas son muy positivas sobre todo para las chicas jóvenes como yo”

Laura Fernández - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Las paradas a demanda de Bilbobus suponen mucha tranquilidad entre las mujeres que utilizan este transporte público por la noche. Este pasado domingo fue la primera noche de este novedoso servicio y transcurrió con tranquilidad. “Me siento mucho más segura ahora a la hora de volver a casa”. Estas declaraciones son de Ariadna, una joven bilbaina de 19 años, que suele viajar sola en Bilbobus para volver a casa. Esta joven valora “muy positivamente” la nueva medida implantada por el Ayuntamiento de Bilbao que entró en vigor el domingo, por lo que a partir de ahora, todas las mujeres que viajen solas en Bilbobus podrán solicitar una parada a demanda al conductor. DEIA probó el servicio. Eran las 22.40 horas del domingo. Ariadna acababa de perder el autobús que suele coger por las noches para volver a su casa. Pretendía subirse al Bilbobus número 3, pero por no querer esperar en la parada sola, optó por subirse al número 30, una línea que también la deja en las inmediaciones de su barrio. Aun así, era consciente que ese mismo día, el domingo, a partir de las 22.30 horas, las mujeres ya podían solicitar una parada a demanda en los autobuses de Bilbobus, siempre y cuando estos siguieran su ruta. Por ello, no dudó en acercarse al conductor para preguntarle si le “merecía la pena” solicitar una parada a demanda. Tras unos minutos de conversación ambos lo tenían claro.

“Al final no la voy a pedir porque por la ruta por la que va me viene mejor bajarme en una parada de Bilbobus”, dijo a DEIA la joven.

Lo que pretende el Ayuntamiento de Bilbao con esta medida es garantizar la seguridad de las usuarias que utilizan este transporte público durante la noche. A pesar de que la primera noche de paradas a demandas en Bilbobus transcurriera tranquila, la mayoría de las usuarias se mostraban satisfechas ante esta nueva medida. Bien es cierto que algunas conductoras de Bilbobus están preocupadas por su seguridad. Es el caso de Begoña, que ayer conducía el Bilbobus número 3. “Está bien que pongan estas medias pero creo que el mayor problema lo vamos a tener nosotras, las mujeres conductoras. Seguro que se va a subir algún graciosillo que insistirá en por qué solo son paradas para las mujeres”, opina esta conductora.

A esta trabajadora de Bilbobus le parece “positivo” que el Consistorio bilbaino trabaje por velar la seguridad de la mujer por la noche pero, aun así cree que el problema no desaparecerá. “Creo que todavía queda mucho por hacer y aunque los trabajadores de Bilbobus podamos dar este nuevo servicio, desgraciadamente el problema no se va a evitar. Como idea es muy buena pero habrá que esperar a ver cómo transcurre”, dijo esta conductora. Por ello creen que las demandas se aumentarán cuando se celebren las fiestas de los barrios o incluso en Aste Nagusia. Y es que toda aquella mujer usuaria de Bilbobus que quiera efectuar una parada a demanda se lo deberá comunicar al conductor con antelación. “Lo que tienen que hacer es decirnos a nosotros dónde se quieren bajar cuando entren en el autobús”, explica Bego. Por ello, a partir de ese momento serán los conductores quienes decidan si la solicitante reúne las condiciones necesarias para parar y garantizar la seguridad de la viajera.

Ni Bego ni Paco tuvieron que parar a una viajera el domingo. “Al ser hoy el primer día supongo que todavía es demasiado pronto. Habrá que esperar a que la gente se anime y se entere”, cuentan los trabajadores. Paco también es conductor de Bilbobus y él lo tiene claro. “La solicitante tiene que reunir unas características y ni por asomo se le va a parar en cualquier sitio. No les vamos a dejar en medio de una carretera ni en un parque. Al final también hay que velar por la seguridad de todos, así que se le parará en un sitio donde el autobús pueda estar, cerca de una acera por ejemplo”.

Esta nueva medida se realizará durante todos los días del año y afectará a todas las líneas de Bilbobus, incluidas las que realiza el Gautxori. Se aplicará durante todo el año desde las 22.30 hasta las 6.30 horas. Esto significa que este servicio tendrá una duración aproximada de una hora y media por la noche y también de madrugada, ya que las unidades de Bilbobus entran en cocheras a partir de las once de la noche y comienzan a circular alrededor de las cinco de la mañana.

“Se hacen muchas cosas pero al final se siguen escuchando casos de violencia, por lo que todo lo que se hace es poco”, opina Bego. Aun así, el Ayuntamiento de Bilbao tiene claro que “vamos a ir poco a poco pero teniendo claro que hoy por hoy donde hay un problema es en la violencia machista”.