¿qué haces con ellos?

La conciliación en verano, una asignatura pendiente

Muchos vizcainos buscan en familiares y colonias una solución para estas fechas

Araitz Garmendia - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Ha llegado el verano y con él las vacaciones escolares, un momento en el que conciliar la vida laboral con la familiar se hace especialmente complicado. Abuelos, niñeras y campamentos estivales toman el relevo de los colegios para el cuidado de los más pequeños, aunque también las diferentes administraciones públicas ofertan cada año diferentes alternativas para ayudar a salir del paso a los padres.

Es el caso del Ayuntamiento de Bilbao, que para este verano oferta más de 5.000 plazas de ocio y deporte para niños y jóvenes. El total de las plazas se reparte en cuatro programas distintos, entre los que destacan las llamadas Colonias de mañana, que ayer arrancaban sus actividades con todas las plazas cubiertas y suponiendo un alivio para numerosas familias.

Uno de los que disfrutará durante el mes de julio de este servicio es el hijo de Eneko Castillo. “El verano nos supone un problema a todos los padres, creo que deberían organizar más colonias de este tipo porque se nos quedan pequeñas”, explica, y agrega que “deberían ser más económicas para no tener que pagar una guardería durante todo el mes de julio, es mucho gasto”. Sin embargo, algunos tienen la suerte de poder dedicarse a sus hijos gracias a las vacaciones de las que disfrutan. Es el caso de Jon Igual, un profesor de Bilbao, que puede cuidar de su hijo durante todo el verano. “Cogí las vacaciones el pasado viernes, por lo que me puedo amoldar bien, y es toda una suerte”, explica. Sin embargo, no ve mal la opción de los campamentos o colonias de día, ya que “si tu empleo no te lo permite, no puedes tener ayuda de los abuelos, y los dos miembros de la pareja trabajan, no te queda otro remedio que buscar una alternativa, porque si no, ¿qué haces con ellos?”.

Quien también se dedica a la enseñanza es Almudena Jerez, de Leioa, que reconoce que compatibilizar la vida laboral con la familiar es “un gran problema, sobre todo en estas fechas”. “Hay que tener en cuenta que los niños también acaban muy cansados tras todo el curso escolar, pero las colonias son un buen recurso, pueden aprender muchas cosas y el ritmo es muy diferente al del resto del año, no están tan agobiados con los deberes y estudios. También es una manera de que salgan de casa, conozcan a otros niños, e incluso aprendan cosas nuevas”. En su caso, ella se ocupa de su sobrino nieto estos días, aunque no le supone ninguna molestia.

Ampliar las plazas Una de las demandas de muchos padres es la ampliación de estos servicios para que puedan atender al mayor número de niños posible. Jon González, de Bilbao, también está encantado de hacerse cargo de su sobrino. “Estoy de acuerdo en que deben ampliar las plazas en las colonias, pero es algo en lo que los propios niños tienen que querer participar, no debe ser una obligación para mantenerles ocupados”, señala.

Hay otras familias que no tienen familiares cerca que les puedan ayudar con los más pequeños. Mohamed Lakhal tiene dos hijas a las que cuida su mujer durante todo el año, aunque la mayor “va a clases particulares durante el curso, pero porque ella misma lo ha pedido”. No descarta las colonias como una futura opción, ya que admite que “si estás trabajando, es imposible cuidarles todo el día”. “Por el momento preferimos que sea su madre quien se encargue de ellas. Al final, si contratamos a otra persona, uno de los sueldos se nos va en pagar ese servicio, por lo que ella prefirió dedicarse a su cuidado. En el futuro ya veremos cómo lo hacemos”, explica.

Vecina de Bilbao y cuidadora de dos niñas pequeñas, Daiana Luzuriaga señala que “el verano es un auténtico problema”. “Cuidar a los niños te ocupa el 100% de tu día a día. Son dos meses muy intensos en los que hay que organizarse muy bien. Los abuelos, también en mi caso, son toda una salvación, porque la mayoría de las veces son ellos lo que se encargan de sus cuidados para alivio de los padres”, apunta.

Servicio del Ayuntamiento