PLAYAS VIZCAINAS

Una sola picadura de "carabela portuguesa"activaría la alerta en Bizkaia

La Diputación Foral de Bizkaia dispone de un protocolo de actuación en caso de presencia de medusas en las playas por el cual una sola "picadura latigazo" de "carabela portuguesa" o más de 20 picaduras de otras especies activan una "emergencia general" en la que se alerta de esta circunstancia a los bañistas con la izada de una bandera específica y por megafonía.

EFE - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 19:01h.

BILBAO.  La diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, ha explicado hoy este protocolo de actuación en las Juntas Generales de Bizkaia a petición del único apoderado del Grupo Mixto, Arturo Aldecoa, que le ha pedido información sobre "cómo se avisa" a los usuarios de las playas de la presencia de medusas urticantes.

Unzueta ha detallado que el sistema de gestión de las playas vizcainas implantado por la Diputación incluye un protocolo por presencia de medusas que consta de dos categorías, una de "conato de emergencia", cuando se detecta que más de 10 personas han sufrido picaduras de estos animales marinos, y otra de "emergencia general", que se activa cuando se produce una "picadura latigazo" de "carabela portuguesa" o más de 20 picaduras de medusas.

La "carabela portuguesa", cuya picadura es dolorosa y peligrosa, no es una medusa, aunque se asemeje y se tome popularmente como tal, sino un hidrozoo sifonóforo -una colonia de organismos- que segrega una sustancia urticante tóxica.

En caso de que se produzca una picadura de esta especie, según el protocolo de la Diputación, los socorristas avisan al coordinador de playa y éste traslada el aviso al 112 y al departamento de Salud del Gobierno Vasco, que se encarga de determinar si se trata de un "conato de emergencia" o una "emergencia general".

Para avisar a los usuarios de las playas, se iza la bandera específica de la presencia de medusas, junto con la amarilla o roja habituales para los bañistas, y se emite por megafonía el mensaje correspondiente, según ha explicado la diputada foral.

También se valora si es necesario que se efectúe una salida con una moto de agua para efectuar una inspección ocular, y se cuelga un aviso en la web de playas.

Trascurridas dos horas, siempre según el mismo protocolo, el departamento vasco de Salud vuelve a valorar la situación para decidir si se mantienen las medidas de alerta o se pone fin a la emergencia.

Secciones