El buen tiempo anima el comercio

El comercio, la cara en junio;la hostelería, la cruz

El empleo mejora con fuerza en las tiendas vascas, pero bares y restaurantes pinchan y pierden 1.700 trabajadores

Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Hostelería y comercio suelen concentrar buena parte del nuevo empleo a las puertas del verano. Este mes de junio, en cambio, dejan balances muy distintos. La llegada, por fin y a ratos, del buen tiempo ha dado un respiro a las tiendas de Bilbao, que empiezan a notar un repunte de las ventas de la mano de las rebajas, si bien son las grandes superficies las que tiran de la contratación. En el caso de la hostelería vasca perdió el mes pasado 1.700 afiliados a la Seguridad Social a pesar de la llegada del verano.

“Bilbao ha cambiado mucho. Ahora hay turistas todo el año”, reflexiona Jorge Burgo, encargado del restaurante de la calle Ledesma Antomar. El hostelero explica que ya no se nota tanto como antes el pico de actividad que va desde la Semana Santa hasta el mes de agosto, sino que, al menos en la capital vizcaina, el consumo es mucho más lineal y está más repartido entre enero y diciembre.

“Bilbao tiene un turismo que nunca había tenido, hay que cuidarlo mucho. En general la hostelería da un buen servicio, tratamos bien a la gente”, asegura Burgo, que no prevé cerrar en verano aunque tampoco tiene margen para incrementar la plantilla de seis personas. “Poder incorporar más gente lo veo muy complicado porque hay que hacer las cosas bien, no se puede tener a la gente sin contrato y sin Seguridad Social”, remarca Burgo.

Sobre el fraude en la contratación en la hostelería, que tantas veces es denunciado desde los agentes sindicales, el bilbaino no se moja pero asegura que en su restaurante todos salvo él, que es autónomo, están contratados a jornada completa y cumpliendo todas las formalidades legales. “Es fundamental también para poder dar un buen servicio”, añade.

el buen tiempo anima el comercio El comercio vasco sí ha vivido un mes dulce en lo referente al empleo, con casi 1.300 nuevos cotizantes a la Seguridad Social. “Sí estamos notando más trabajo estos días, a ver si aguanta el buen tiempo porque ha sido una primavera horrorosa”, señala Iñigo Aguado, de la tienda de ropa y complementos Every&day, un pequeño negocio familiar con poco margen para hacer nuevas incorporaciones en las rebajas como ocurre en las grandes cadenas comerciales.

“Para que realmente necesitemos más trabajadores tiene que haber un auténtico subidón de ventas en julio y eso ya no ocurre. Con todas las promociones y ofertas que hay a lo largo del año, como la semana fantástica y esas cosas, las ventas están más repartidas”, explica el comerciante, que asegura que “ya no hay el tirón que había antes cuando empiezan las rebajas el 1 de julio”.

Más allá del dato de junio, comercio y hostelería son dos sectores al alza en términos de ocupación, aunque por los cambios que viven el turismo y los hábitos de consumo, son cada vez menos estacionales. - A. Legasa