Suecia 1, Suiza 0

Forsberg alimenta el milagro sueco

Forsberg es felicitado por sus compañeros tras marcar el único gol del partido. (EFE)

Un gol de fortuna tumba a Suiza y coloca a Suecia en cuartos de final veinticuatro años después

Miguel Ángel Moreno - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

SUECIA: Olsen;Lustig (Min. 81, Krafth), Lindelof, Granqvist, Augustinsson;Claesson, Svensson, Ekdal, Forsberg (Min. 81, Olsson);Berg (Min. 90, Kiese Telin) y Toivonen.

SUIZA: Sommer;Lang, Djourou, Akanji, Rodríguez;Behrami, Xhaka;Shaqiri, Djemaili (Min. 74, Seferovic), Zuber (Min. 74, Embolo);y Drmic.

Goles: Suecia 1, Suiza 0. 1-0: Min. 66;Forsberg.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Amonestó con tarjeta amarilla a Lustig (Min. 30), Behrami (Min. 61), Xhaka (Min. 67) y expulsó por roja directa a Michael Lang (Min. 93).

Incidencias: 64.042 espectadores en el San Petersburgo Stadium.

San Petersburgo. El centrocampista Emil Forsberg guió a la selección sueca a los cuartos de final con un afortunado tanto ante Suiza, que pone al conjunto escandinavo entre los ocho mejores equipos del mundo. El jugador del Leipzig, el futbolista con más calidad de Suecia, que llegó a regatearse literalmente hasta al árbitro durante la segunda mitad, encontró el camino para que los vikingos suecos vuelvan a cuartos. Una salida a lo Beckenbauer del central Victor Lindelof hasta tres cuartos de campo contrario, acabó en balón para Forsberg, quien buscó la media luna del área y sacó un disparo, desviado por la bota del zaguero suizo Akanji, que dejó vendido a Sommer .

La generación del bloque, la que ya no cuenta con su gran estrella Zlatan Ibrahimovic, estará donde no lo hacía desde hace 24 años, desde la mágica generación de Estados Unidos de los Tomas Brolin, Henrik Larsson o Thomas Ravelli que fue tercera en 1994.

Un triunfo cimentado en la solidez y la sorpresa, la que había construido desde la fase de grupos, como líder de uno con la vigente campeona, Alemania, tras ponérselo realmente difícil en su partido (solo Toni Kroos pudo rescatar los tres puntos en el descuento), ganando antes a Corea del Sur y goleando a México (0-3). También lo había hecho Suiza, ayer falta de mordiente y con la inoperancia en el partido de su estrella Xherdan Shaqiri -que jugó pero no se le vio- venía de sorprender con un empate a la poderosa Brasil de Neymar y una remontada a Serbia con tantos de sus polémicas águilas, Granit Xhaka y Shaqiri.

Secciones