La OTA se mantiene en los mismos términos

La línea 3 del metro no amplía la OTA en Etxebarri

Una unidad de la línea 3 entra en la estación. (Pablo Viñas)

El Ayuntamiento no extenderá el impuesto y el EtxebarriBus seguirá dando el mismo servicio

Hace más de un año que la línea 3 de metro comenzó a funcionar. En Etxebarri, se ha estudiado el impacto que ha tenido la puesta en marcha de esa nueva línea en el municipio, constatando que ha tenido repercusión en varios aspectos. En este sentido, responsables municipales destacan sobre todo que “la puesta en marcha de la línea 3 ha hecho que baje el número de personas usuarias del EtxebarriBus y ha liberado plazas de aparcamiento cerca de la estación de la línea 1-2”.

I. Ugarte - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Etxebarri. Con los datos en la mano, han anunciado que no se ampliará la OTA a las calles más cercanas a las paradas del ascensor. Asimismo, y a pesar del impacto en el servicio, el EtxebarriBus se mantendrá en las mismas condiciones que hasta ahora. Las principales afecciones del informe con el que han tomado estas decisiones “apuntan a un descenso de 64.758 viajes (11,2%) en el EtxebarriBus”, indican.

En este sentido, “en el periodo de mayo de 2016 a abril de 2017 se registraron 576.006 viajes mientras que un año después en el mismo periodo se registraron 511.248 viajes”.

Ese descenso ha devuelto al servicio a números parecidos a los del curso 2011-2012, “año en el que entró en funcionamiento el refuerzo escolar y el bono joven, que se ha resentido sensiblemente (de 403 a 380 bonos)”. Por otra parte, se ha constatado un aumento de plazas de aparcamiento libres de lunes a viernes en la zona más cercana a la estación de la línea 1-2 de metro.

Según responsables municipales, “esas plazas se han liberado por parte de residentes ya que el número de vehículos foráneos que aparca en nuestro municipio es prácticamente el mismo”. No obstante, también se ha apreciado “un sensible aumento de aparcamientos en la zona más cercana a la línea 3”, concretamente, en la calle Forua.

Una de las preocupaciones del equipo de gobierno era el cómo afectaría esta nueva línea al aparcamiento en las calles Euskal Herria y Acceso a la Iglesia, las vías más próximas a las paradas del ascensor. “Se realizó un conteo tanto antes como después (mayo de 2017 y febrero de 2018) de la puesta en marcha de la línea y no se apreciaron variaciones significativas en el número de aparcamientos”, por lo que la decisión ha sido que la OTA no se extenderá a estas calles del municipio.

Por lo tanto, el servicio de OTA se mantiene en los mismos términos que hasta ahora por no haberse apreciado un impacto significativo. Al igual que el EtxebarriBus que, a pesar de que ha experimentado un descenso en su uso, este se mantendrá funcionando como hasta ahora. 

Secciones