Urkullu espera que, si gana Santamaría, se normalicen las relaciones PP-PNV

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha manifestado que, si finalmente Soraya Sáenz de Santamaría es la nueva presidenta del PP, su "conocimiento" sirva "de bagaje" para normalizar las relaciones entre este partido y el PNV, aunque también ha recordado que, durante su etapa de vicepresidenta, no se produjo ninguna transferencia de competencias pendientes a Euskadi.

DEIA/EP - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 08:52h.

BILBAO. En una entrevista a Onda Vasca ha manifestado su intención de "guardar respeto" por el proceso interno del PP para designar a su nuevo presidente y ha indicado que habrá que esperar a que "se resuelva" en el Congreso y a conocer las "políticas que se quieren implementar".

Según ha indicado, habrá que ver cómo se posiciona el PP "en función de la persona que resulte elegida" de cara a la ciudadanía y a las relaciones con el Gobierno central y los partidos y cómo afecta a la propia estrategia del PP vasco en Euskadi. "Todo es expectación", ha añadido.

Urkullu ha reconocido una "cierta sorpresa" por el resultado de las primeras obtenido por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Preguntado por si cree que Soraya Sáenz de Santamaría puede ser una persona que 'destense' las relaciones con el PNV, ha querido "matizar" la situación creada después de que la formación jeltzale apoyara la moción de censura contra Mariano Rajoy tras la sentencia del caso Gürtel. En este sentido, cree que, precisamente, se "obviaron de manera interesada las causas que provocaron esa moción y ello "distorsiona un poco la realidad" sobre la relación entre los partidos políticos.

En relación a la ganadora de la votación, Soraya Saénz de Santamaría, ha recordado que durante su etapa como vicepresidenta del Gobierno, no se produjo ninguna transferencia pendiente a Euskadi. No obstante, ha reconocido que con el Gobierno del PP se lograron algunos acuerdos importantes como el relativo a la actualización del Concierto, el acuerdo para la liquidación de los periodos quinquenales del Cupo y la nueva Ley del Cupo la reposición en la Ertzaintza.

"A partir de ahí, transferencias ninguna, y no es que hubiera sido fructífera la relación tampoco con el Gobierno español en otros ámbitos como el de la normalización o convivencia, pese a que en este tiempo se haya dado la disolución y el desarme de ETA", ha añadido.

NORMALIZAR RELACIONES

El lehendakari ha señalado que, si finalmente gana Soraya Sáenz de Santamaría, espera que el "conocimiento que pudiere tener" sirva de "bagaje para la normalización de unas relaciones" entre el PP y el PNV, que "no son causa" de la formación jeltzale ni de otras formaciones sino de "lo que el PP no ha corregido a lo largo de todos estos últimos años y es lo que le ha llevado a esta situación".

Urkullu ha indicado que se ha construido "una leyenda interesada" por parte de partidos políticas sobre la relación con el PP y el apoyo que este partido ofrecía al Gobierno vasco en el Parlamento vasco.

En este sentido, ha aludido a que el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, traslade que retira su apoyo al PNV "porque desconfía" de él cuando si "mantenía el apoyo era porque se había llegado a un compromiso con el Proyecto de Ley de Presupuestos de Euskadi". "Lo cumplimos y lo vamos a seguir cumpliendo", ha afirmado.

Por lo tanto, ha afirmado que "las razones para confiar son las mismas que en este momento existen" porque se está cumpliendo con el programa de Gobierno y la Ley de Presupuestos de la CAV.

"A partir de ahí son otras consideraciones políticas las que le pueden llegar al presidente del PP vasco a pronunciarse de esa manera, que yo respeto. Nunca hemos tenido un Gobierno en mayoría absoluta, hemos sido siempre un gobierno en minoría y yo he vivido circunstancias también, en la legislatura anterior, de un Gobierno monocolor del PNV en minoría absoluta y, a pesar de eso, hemos dotado a esta comunidad de estabilidad, hemos practicado la política en base a consensos y acuerdos desde el diálogo", ha agregado.

Urkullu ha indicado que ese es su propósito, "sea cual sea la circunstancia que le afecte al PP", y ha añadido que este partido tiene que "saber explicar" a la ciudadanía que "primero quién le restó el apoyo en el Estado español fue Ciudadanos, que era con el que tenía una relación de socio preferencial".

"Una vez que su socio preferente dice que le retira su apoyo y el PP no quiere reconocer las causas de esta situación, el resto no damos garantía de que haya mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados al PP", ha apuntado.

Urkullu ha reiterado que no se podía olvidar la causa de la moción de censura y era necesaria "una regeneración ética y moral" en el ejercicio de la política".