aranceles comerciales

La CE pone en marcha medidas para proteger el acero europeo

La patronal teme que trece millones de toneladas sean desviadas de Estados Unidos a la UE

X. Aja - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

BILBAO - Esta vez sí parece que Europa va a reaccionar con celeridad a los cambios en el mercado que se pueden generar por la imposición de aranceles comerciales en Estados Unidos a las importaciones de diferentes productos, en este caso al acero. La Comisión Europea (CE) anunció ayer que implementará medidas de salvaguardia provisionales para proteger el sector siderúrgico europeo tras la entrada en vigor hace un mes de los aranceles del 25% en Estados Unidos, a través de la introducción de un nuevos gravamen una vez se supere un cierto volumen de importaciones de acero.

El Ejecutivo comunitario presentó ayer a los Estados miembros su intención de imponer estas medidas provisionales de salvaguarda para asegurar que el mercado europeo no se vea afectado por desvíos de acero originalmente destinados a Estados Unidos y que no llegan a ese país por el encarecimiento de precios debido a la imposición de los referidos aranceles del 25% impuestos desde el pasado 1 de junio.

La patronal siderúrgica europea estima que unos trece millones de toneladas de productos siderúrgicos que hasta ahora tenían como destino el mercado estadounidense dejan de ser competitivos con el arancel citado y sus fabricantes pueden intentar venderlos en Europa, lo que generaría un exceso de oferta capaz de volver a hundir los precios del acero, lo que dejaría a los productores europeos en una complicada situación.

Para entender la importancia de esos trece millones de toneladas hay que tener en cuenta que la Unión Europea en su conjunto exporta globalmente treinta millones de toneladas al año de productos siderúrgico, de los cuales solo cinco millones se dirigen a Estados Unidos, un país que consume unos 107 millones de toneladas de acero al año pero que solo produce unas 81,9 millones de toneladas, de las que además exporta unos diez millones.

Respecto a las importaciones europeas, en 2017 se produjo un nuevo pico con cuarenta millones de toneladas, que podrían aumentar a 53 con los trece que pueden llegar de medio mundo si la CE no aplica las medidas de salvaguarda que estudia. Europa importa más acero que los 35 millones de toneladas anuales que importa Estados Unidos.

Las medidas de protección del mercado europeo de las importaciones de acero a precios de dumping se plasmarán a través de la fijación de un “contingente arancelario”, una cuota “basada en el nivel tradicional de importaciones”. Si se viese que las importaciones se disparan respecto a la media de los últimos años, el citado exceso de productos acerísticos que llegue a Europa tendría que afrontar un arancel adicional. Todos los países votaron a favor salvo tres que se abstuvieron.

Acero