LOS GRUPOS QUE HAN DADO VIDA A ASTE NAGUSIA CELEBRAN SU NACIMIENTO

40 años de vida y fiesta

Miembros de las siete konparsas que cumplen cuarenta años de vida brindan por el pasado y también por el futuro. Foto: Oskar González
Los asistentes a la jornada festiva del 40 aniversario disfrutaron de una comida popular cuyo plato principal fue el pollo. Fotos: Oskar González

Siete comparsas que celebran este año su 40 aniversario toman El Arenal con actividades para los más pequeños, una comida popular y varios conciertos. Es el homenaje al trabajo realizado en Aste Nagusia desde sus inicios

Un reportaje de Laura Fernández - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

TODO comenzó hace dos años. Algunos miembros de Bilboko Konpartsak se percataron que algunas comparsas pronto cumplirían 40 años. Todos ellos eran conscientes de que debían celebrar esta fecha. “Generalmente los aniversarios se suelen celebrar a los 50 años, pero a día de hoy aquí hay gente que estuvo cuando todo esto se fundó y puede que dentro de diez años no estén. Se merecen vivir este homenaje”, comentaron ayer algunos comparseros reunidos en El Arenal para celebrar la efeméride.

Es precisamente el caso de Iñaki Astoreka, un bilbaino que pertenece a la comparsa Hontzak desde hace 40 años. Asegura que no ha perdido en ningún momento la ilusión de seguir formando parte de Hontzak, pero es consciente de la transformación que ha vivido la fiesta. “La fiesta ha cambiado mucho pero ha cambiado a mejor. Ahora se vive de otra manera”.

El Arenal parecía ayer una mini Aste Nagusia. “Nos estamos preparando ya para cuando venga Marijaia”, bromeaban algunos. Pero, sin duda, todos ellos aseguraron que el día de ayer era algo “muy emotivo” al ver a tantas personas de diferentes edades unidas celebrando una misma causa. Siete comparsas estaban de celebración y no escatimaron en diversión para celebrarlo. Uribarri, Hontzak, Pinpilinpauxa, Tintigorri, Txomin Barullo, Moskotarrak y Bizizaleak fueron los protagonistas.

Los más txikis tuvieron su espacio porque desde las 12.00 horas pudieron disfrutar del Mago Balbi y del pintacaras. De hecho, muchos menores decidieron convertirse en auténticos superhéroes por unas horas. “Es importante que los más pequeños estén aquí acompañándonos en este día tan especial porque son ellos los que nos cogerán el relevo”, comentó Gloria Prieto, quien lleva cuarenta años perteneciendo a Moskotarrak. Emocionada y con una sonrisa de oreja a oreja expresó que el día de ayer era una jornada festiva por todo lo alto. “El trabajo que hacemos se visibiliza más en Aste Nagusia, pero no solo trabajamos para las fiestas. Estamos durante todo el año trabajando para muchas más actividades”, explicó.

Goizalde Ruiz, una joven de 28 años con una trayectoria de 12 en Pinpilinpauxa piensa lo mismo. Esta comparsa se distingue por la brillantina y, como no podía ser de otra manera, algunos de sus integrantes llevaban esta esencia por la cara. “Sarna con gusto no pica, y al final aunque todo esto conlleve mucho trabajo, siempre lo hacemos contentos y a gusto porque nos encanta lo que hacemos”, dijo esta joven.

Tal era el gusto por esta labor que todos los allí presentes casi consiguieron sacar a Marijaia por el balcón del Teatro Arriaga. “Se me ponen los pelos de punta al recordar todo el trabajo que se ha estado haciendo estos años atrás”, comentó Cliffort Roestel, quien pertenece a la comparsa Tintigorri desde hace alrededor de treinta años.

De hecho, durante esta jornada festiva también se vivieron muchos reencuentros. Iñaki Astoreka y Gloria Prieto, de los más veteranos de las comparsas, fueron testigos de ellos. “He visto a compañeros que hacía unos 10 años que no veía. Me ha hecho muchísima ilusión volver a verles”, comentó Iñaki emocionado. Gloria también vivió esa experiencia y casi no pudo describirla con palabras: “Ha sido algo... emocionante y lo hemos vivido con mucha emoción”.

Los minutos iban pasando y se acercaba la hora de la comida popular. Y mientras esperaban, los comparseros decidieron organizar un taller de chapas para que todo el mundo se llevase un trozo del aniversario a sus casas. Además, los asistentes disfrutaron de una sesión de zumba.

La comida popular La fiesta no paró ni un segundo. Los que se encontraban detrás de la barra no dejaron de servir cañas y kalimotxos. Llegó la hora de sentarse a la mesa y los comparseros pudieron disfrutar de una buena ensalada y un plato de pollo en salsa. “Las cerveceras no van a poder servir pollo porque nos lo hemos traído todo para aquí”, bromeó.

Todos los comparseros consiguieron hacer de ayer una mini Aste Nagusia y algunos lo tenían claro: “Vamos a darlo todo hasta que el cuerpo aguante”. Es el caso de David Rosales, que lleva alrededor de seis años en la comparsa de Txomin Barullo. Y es que no le faltaba razón porque la fiesta se alargó hasta la noche. A las 18.00 horas los componentes del grupo Ou Mama! se subieron al escenario para poner ritmo. Tras ellos actuaron Band Jovi y Lehian Erromeria, quienes vivieron de manera intensa y emocionada este calentamiento para dar la bienvenida a Marijaia el próximo mes de agosto.

La jornada festiva de ayer fue organ

Secciones