Mesa de Redacción

No compren más tanques

Iñaki González - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LA semana que comienza mañana verá la cumbre anual de la OTAN y, como ya hizo el año pasado, Donald Trump dedicó estos últimos días a remitir una carta personalizada a cada uno de los jefes de Gobierno europeos. El resumen de la carta es claro: tienen ustedes que gastar más en defensa para que yo pueda gastar menos. Trump se escuda en el discurso de que la defensa europea la paga Estados Unidos. Vale, que un poco de razón sí tiene. Pero olvida que este estado de cosas tuvo su momento histórico en el que había mucho de conveniencia norteamericana en reforzar el vínculo atlántico en plena guerra fría. Acabada ésta, la realidad ha sido que todos, empezando por las administraciones estadounidenses, han reducido su gasto militar. Washington, que en 1960 gastaba un 8,4% de su PIB en defensa, dedicó el año pasado un 3,1%. Reino Unido, que ponía un 6,3%, ha decidido recortar hasta el 1,8. Canadá, del 4,1 al 1,2%;Holanda, del 3,7 al 1,2%;Bélgica, del 3,3 al 0,9%;y el último gobierno español dedicó un 1,2% donde antaño se iba el 1,9. Lo que Trump no quiere entender es que el papel geoestratégico de Europa no es militar. Que la alianza de seguridad de los países occidentales no consiste solo en comprar más aviones y tanques. Que el convenio de asistencia mutua es, en sí misma, la herramienta disuasoria por excelencia. Que el terrorismo no se combate con cazas sino con inteligencia, civil y militar. Y que más importante que el muro de cañones del que uno se rodee es la eliminación de los factores de tensión interna, sociales y económicos. Y esos no los para un tanque.