primera ministra británica

May procura dar una imagen de unidad para zanjar la crisis en su Gobierno

Tras las dimisiones de David Davis y Boris Johnson

Con una foto rodeada de su gabinete de lo más sonriente, así es como la primera ministra británica, Theresa May, ha procurado dar por zanjada la crisis que en los últimos días ha agitado a su Gobierno a raíz de sus planes para un "brexit" suave.

EFE - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 20:09h.

LONDRES. May convocó hoy una reunión con sus nuevos ministros que calificó de "productiva", con miras a "una semana ocupada" en la que va a presentar el Libro Blanco con su futuro plan de relación bilateral con la Unión Europea (UE).

El controvertido acuerdo, adoptado el pasado viernes en Chequers (sureste inglés) tras horas de debate entre los miembros del Ejecutivo conservador, precipitó el domingo la dimisión del entonces ministro para el "brexit", David Davis, y, pocas horas después, la del titular de Exteriores, Boris Johnson.

Esas renuncias dispararon los rumores sobre una posible moción de confianza de May como líder del Partido Conservador, que se han visto disipados después de que el portavoz conservador Graham Grady dijera que no ha recibido el mínimo de 48 peticiones de diputados "torys" necesarias.

Sin embargo, dos de los vicepresidentes del partido, Ben Bradley y Maria Caulfield, que no ocupaban ningún cargo gubernamental, presentaron hoy su dimisión, también por discrepancias por el "brexit", la salida del Reino Unido de la UE.

Aunque estas renuncias no son de una envergadura similar a las de los dos ministros, revolvieron de nuevo al partido conservador en lo que parecía la jornada de calma después de la tormenta de ayer.

Tanto Johnson como Davis decidieron dar un paso a un lado al no estar de acuerdo con el plan de May, que implica crear un área de libre comercio de bienes con la UE para cuando el Reino Unido ya no esté en el bloque comunitario, a partir del 29 de marzo de 2019.

Para la "premier", esa es una propuesta que sienta unas bases de negociación con Bruselas "responsables y creíbles", mientras que para Johnson condena al Reino Unido a convertirse en "una colonia" de la Unión Europea.

Con la desbandada de dos de las caras más reconocibles del Gobierno, la situación se tornaba tensa ayer para la primera ministra, que, rápidamente, buscó sustitutos para las dos carteras.

El hasta ayer secretario de varios ministerios Dominic Raab fue el elegido para ocupar el hueco dejado por Davis, mientras que el exresponsable de Sanidad Jeremy Hunt es el nuevo titular de Exteriores.

Además, el ministro de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, Matt Hancock, pasó a ocupar el puesto de Hunt en Sanidad, y Jeremy Wright, hasta ahora abogado general del Estado, tomó las riendas de Cultura.

Tras todo el ajetreo ministerial, el nuevo Gobierno se dio cita hoy en la residencia de Downing Street, un encuentro que la primera ministra encaró como parte de su determinación de retomar las riendas de su mandato y del "brexit".

La primera ministra siguió con su agenda programada para el día y ofreció por la tarde una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, después de participar en la cumbre de los Balcanes que concluyó hoy en Londres.

May insistió en que el acuerdo de Chequers "protege los empleos y las vidas de los británicos", mientras que Merkel opinó que "es bueno" tener "propuestas sobre la mesa" y afirmó que los socios comunitarios ofrecerán una "respuesta común" una vez conozcan el plan.

Sobre la visita que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizará al Reino Unido este viernes, la primera ministra británica avanzó que espera abordar un futuro acuerdo comercial con él.

Por su parte, Trump opinó hoy que el Reino Unido se encuentra "agitado" tras lo últimos acontecimientos, al tiempo que afirmó que Boris Johnson es "un amigo".

"Él me ha apoyado mucho y ha sido muy amable conmigo. Quizás hablaré con él cuando llegue ahí", comentó el mandatario, que asistirá a la cumbre de la OTAN en Bruselas antes de llegar al Reino Unido el jueves por la noche.