más recursos si son necesarios

Habrá centros temporales en Euskadi para inmigrantes en tránsito

Desde el pasado 20 de junio hasta ayer llegaron 581 migrantes en tránsito que viajan hacia otros países

B. Sotillo - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Las instituciones de Euskadi -Gobierno vasco, diputaciones forales y ayuntamientos- prepararán centros temporales de alojamiento de emergencia para atender a las personas migrantes en tránsito, similares al servicio existente en Bilbao, en el caso de que se produzcan más llegadas de personas que han salido de su país a causa de la violencia o la miseria.

En esos centros temporales de alojamiento de emergencia, que se organizarán únicamente en caso de necesidad, se ofrecerá aseo, comida y cama para dos días a los migrantes que lo necesiten. La decisión de preparar estos alojamientos de emergencia se adoptó ayer en la reunión celebrada en Lakua y en la que participaron representantes del Gobierno vasco, las diputaciones, Eudel, y los ayuntamientos de Donostia, Bilbao, Gasteiz e Irun. En la reunión también se acordó ofrecer puntos de información en las terminales de transportes -estaciones de autobuses y trenes- a las personas que proceden de la ola migratoria que está entrando por el sur de la península y cruza, en su mayoría, hacia el norte de Europa.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, presidió el encuentro en el que se analizaron la llegada y paso puntual, durante este verano, de personas migrantes con destino a otros países para los que se garantiza una atención humanitaria gestionada, principalmente, por Cruz Roja.

Según los datos ofrecidos por Artolazabal, hasta ayer y durante este verano han llegado a la Comunidad Autónoma Vasca 581 inmigrantes en tránsito, que han requerido menos de 300 pernoctaciones, ya que su paso por Euskadi obedece a que se encuentra en la ruta hacia otros puntos de Europa. Los informes de las entidades que atienden a estas personas señalan que solo el 5% de los migrantes en tránsito ha pasado aquí más de dos noches. “Se trata de ofrecerles una atención humanitaria dentro de esa temporalidad y situación de emergencia”, señaló Artolazabal.

Por territorios La consejera precisó que en Bizkaia, donde el goteo de llegadas obligó a instituciones y a ONG a movilizarse, hay un albergue gestionado por la Cruz Roja con 48 plazas y que van a habilitarse cuarenta más. También se abrirán más plazas en Gipuzkoa, alrededor de cuarenta, aunque la consejera pidió ser “prudentes” a la hora de decidir la cifra final. En este sentido explicó que el Gobierno vasco se reunirá esta semana con representantes de la Diputación de Gipuzkoa y los municipios de este territorio para determinar dónde ubicar el nuevo albergue -podría ser en Donostia o en una localidad cercana-, una vez que el Ayuntamiento de Irun asegurara que no tiene problemas para atender a estas personas. En Araba, de momento, no es necesario crear más plazas de atención a migrantes en tránsito, aunque “de manera preventiva” se trabajará en la ubicación de un posible albergue.

Beatriz Artolazabal hizo una clara distinción entre “los casos que se están produciendo en verano con migrantes en tránsito, de las personas que desde hace años llegan a Euskadi con intención de quedarse, encontrar trabajo e iniciar un proyecto de vida”. Para estos últimos el Gobierno vasco ha elaborado un nuevo plan de actuación que se presentará públicamente hoy tras el Consejo de Gobierno. “En paralelo -dijo ayer la consejera-, con este mismo espíritu de trabajo en común, seguiremos dando la mejor respuesta a las situaciones coyunturales que se nos presenten”.

El V Plan de Actuación en el Ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración 2018-2020 que será presentado hoy fue expuesto ayer por Beatriz Artolazabal y miembros de su equipo a las organizaciones que componen el Foro para la Integración y Participación Social de la Ciudadanía Inmigrante en Euskadi. En esa reunión, la consejera agradeció “el trabajo intenso” que muchas entidades han realizado “desde que comenzamos con la recogida y análisis de la documentación ya existente en octubre del 2017”. “En el proceso habéis participado 120 personas, de diversas organizaciones por lo que el trabajo ha sido en todo momento colaborativo y participativo entre distintas instituciones, organizaciones y entidades que trabajáis en el ámbito de la ciudadanía, de la diversidad y de la inmigración”, destacó Artolazabal.

Iniciativas