grupo Vicinay

Trabajadores de Cables reclaman inversiones

Critican el deterioro de las instalaciones de la empresa perteneciente al grupo Vicinay

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Trabajadores de la empresa vasca Cables y Alambres Especiales, perteneciente al grupo Vicinay, se manifestaron ayer ante las instalaciones de la empresa en la localidad vizcaina de Erandio para denunciar, un día más, la «precaria situación que venimos atravesando desde hace tiempo», algo que achacan a la falta de inversiones, lo que ha desembocado en un incremento de los accidentes laborales, así como los retrasos en el abono de la nómina.

Los trabajadores de Cables y Alambres señalan que la empresa está trabajando a plena capacidad, más de 450 toneladas al mes, con una plantilla de unas 135 personas, aunque una treintena están con contratos de relevo, y con la contratación temporal de unas 25 personas a través de ETT.

Fuentes laborales de Cables y Alambres insisten en criticar el «deterioro extremo de las instalaciones” lo que ha causado en el último año unos 26 accidentes laborales de diversa consideración, según denuncian los representantes sindicales, uno de ellos, desgraciadamente, mortal.

Los trabajadores de la compañía piden que se negocie entre todas las partes implicadas para evitar que el proyecto industrial entre en riesgo.

Como se recordará, la empresa Cables y Alambres Especiales es una compañía fundada en 1898, conocida antiguamente como Sociedad Franco Española (SFE) de Cables . Utilizando el alambrón como materia prima la fábrica realiza procesos de galvanizado, trefilado, cordoneado y cableado para elaborar cables para ascensores, grúas etc. - DEIA