en 92 municipios del Territorio

Bizkaia elabora una aplicación que recoge 160 "rutas del colesterol"

Kolesterolaren ibilbideraren aurkezpena (DEIA)

Una aplicación web al servicio de la ciudadanía de Bizkaia con los itinerarios de los paseos más habitualmente frecuentados en nueve comarcas de Bizkaia, también coloquialmente conocidos como “rutas del colesterol”

La Diputación Foral de Bizkaia ha recogido en una aplicación muchos de los recorridos que suelen realizar las personas de los 92 municipios de Bizkaia de menos de 10 mil habitantes.

DEIA.EUS - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:33h.

BILBAO. Un mapa señala 160 rutas del colesterol de diversas longitudes y dificultades: desde menos de un kilómetro hasta 13,46 kilómetros. Se trata de caminos, circuitos y rutas que, sean oficiales o no, la ciudadanía ha adoptado de manera espontánea para caminar.

No se trata de una guía de rutas recomendadas, sino de un análisis técnico de los recorridos que la Diputación Foral de Bizkaia quiere compartir con los agentes que trabajan en el ámbito de la actividad física, con personal técnico y cargos municipales, así como con el resto de la ciudadanía.

La diputada de Euskera y Cultura Lorea Bilbao ha detallado que "la web que nace con la finalidad de ser una herramienta al servicio de la ciudadanía, ya que en la misma va a encontrar toda la información necesaria para poder elegir y preparar aquel itinerario que mejor responda a sus intereses y necesidades." Bilbao ha añadido que "las y los técnicos de la Diputación han elaborado un análisis preciso de las mismas, recogiendo datos como: tiempo estimado de la ruta, grado de dificultad, tipo de entorno que atraviesa, grado de seguridad, iluminación de la ruta, conexiones con transporte público e, incluso, el estado del pavimento. Son algunos de los aspectos que se facilitan a la ciudadanía a través de esta aplicación web."

La búsqueda de los circuitos se puede hacer teniendo en cuenta varios filtros: comarca, municipio (hay itinerarios que abarcan más de un municipio), longitud del recorrido, tipo de ruta (circular o lineal), dificultad (alta, media o baja), seguridad (alta, media o baja) o accesibilidad (alta, media o baja). Todo ello es posible porque tras elaborar un análisis preciso de los itinerarios, en "rutas del colesterol" (www.bizkaia.eus/ rutasdelcolesterol) se han recogido numerosos datos: tiempo estimado de la ruta, tipo de entorno que atraviesa el recorrido (urbano, residencial, industrial, rural, viario), los equipamientos con los que cuenta, el grado de seguridad, de accesibilidad, conexiones con el transporte público e incluso el estado del pavimento.

Una de las cuestiones que detalla la web es el acceso a cada recorrido. La ficha general del circuito recoge los aspectos principales relacionados con el nivel de acceso al circuito por parte de la población, determinado por su cercanía a las áreas residenciales o los núcleos habitados del municipio, así como por la presencia en el entorno de paradas de transporte público. Entre otras cosas incluye información sobre:

Enlaces con otros circuitos. Presencia de nodos de enlace a otros recorridos descritos en este trabajo. Accesible en coche. Se valora la facilidad para acceder en coche a cada tramo (vehículo privado, ambulancia...) y poder llegar así hasta una persona que pudiera precisar de ayuda.

En la web también se detallan los equipamientos con los que cuenta cada recorrido. Se trata de los elementos que ayudan a hacer de la ruta un recurso público, además de contribuir a hacerla más confortable y amable. Respecto a la presencia de equipamientos en los recorridos:

Señalización. Presencia de señalización que identifique la "ruta del colesterol" como tal (cualquiera que sea el nombre que se le haya concedido), siempre que dicha identificación vaya acompañada de alguna indicación (origen y final, distancias) que ayude a estimar el tiempo necesario para realizar el recorrido. La presencia de bancos para descansar. No se tendrán en cuenta asientos "informales" como pretiles y similares, y se tomarán en consideración únicamente aquéllos que se hayan instalado con el impulso de alguna entidad pública. Fuente. No se señalan fuentes que se observe que proceden directamente de manantiales naturales, salvo que estén señalizadas como fuentes de agua potable. Aseo. Se señalan los aseos públicos que se pueden detectar desde el itinerario. Un establecimiento hostelero no se asimilará a un aseo, aunque la presencia de un establecimiento de este tipo en entornos apartados se recogerá en la descripción que contiene la ficha general de la ruta. Cobijo. Se hace referencia a aquellos espacios en los que, ante una precipitación intensa de lluvia, granizo o nieve, podría tener refugio permanente un grupo de 5 personas como mínimo. Cobertura telefónica. Al inicio del trabajo se consideró necesario recoger este aspecto, con el fin de señalar sobre todo aquellas zonas en las que los teléfonos pudieran carecer de cobertura. Se ha observado que cada una de las principales compañías proveedoras de red de telefonía móvil ofrecen mapas de cobertura diferentes en función de la ubicación de sus antenas, por lo que el análisis resultaría excesivamente prolijo. Una consulta al Sistema Vasco de Atención de Emergencias nos permite asegurar, no obstante, que en las zonas recorridas por las rutas objeto del trabajo una llamada al 112 siempre obtendría respuesta. Parque de actividad física para mayores. Se hace referencia aquí a los aparatos que, dispuestos habitualmente en grupos, están destinados a la práctica de actividad física por parte de las personas mayores.

La seguridad es otro aspecto que se ha analizado en cada recorrido. Se valora el grado de seguridad de los caminantes frente al tráfico motorizado, las caídas en altura y la ausencia de luz natural:

Tráfico. La seguridad de los caminantes se determina en función de la jerarquía de la vía de comunicación y anchura de calzada, la velocidad máxima permitida y el grado de segregación del itinerario peatonal respecto del tráfico motorizado. Al valorar los tramos se tiene en cuenta además la visibilidad de cada tramo debido a curvas o cambios de rasante. Caídas. La seguridad de los caminantes se determina en función de la presencia o no de elementos de protección frente a caídas en altura, su adecuación a dicha función y estado de conservación, además de la anchura del itinerario en el tramo afectado por el peligro ante caídas. Iluminación. La seguridad de los caminantes se determina en función de la presencia o no de una instalación de alumbrado público, la distancia entre luminarias y la adecuación de la instalación a la escala peatonal.

La Diputación ha considerado importante también concretar el grado de accesibilidad a cada ruta. Se determina el grado de accesibilidad para caminantes en todo tipo de circunstancias, y se ha tenido especialmente en cuenta a personas con movilidad reducida, asistidas o no por bastones, muletas, silla de ruedas, etc., o personas que pudieran acompañarlas o ayudarlas. En este sentido, se ha establecido como la situación más comprometida la de una persona que empuja una silla de ruedas ocupada por una persona adulta, puesto que se vería afectada por todas las variables que se detallan a continuación:

Adaptado. Itinerario que cumple con el decreto 68/2000, de 11 de abril, por el que se aprueban las normas técnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios públicos, edificaciones y sistemas de información y comunicación. Se trata de la normativa técnica elaborada por el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente, derivada a su vez de la ley 20/1997, de 4 de diciembre, sobre Promoción de la Accesibilidad. Obstáculos. Se han señalado los elementos que pueden impedir o dificultar la marcha (escalones, aceras sin rebajar, etc.), provocar caídas (irregularidades, etc.) o hacerla menos segura (obligando, por ejemplo, a bajar de la acera a la calzada). Anchura. Se han señalado lugares de ancho libre muy reducido o insuficiente (situaciones en las que la falta de una anchura adecuada puede obligar a una silla de ruedas a circular por la calzada, presencia de barreras dispuestas para impedir el paso de vehículos, etc.). Pendiente longitudinal. Se han señalado los tramos en los que se considera que la pendiente puede dificultar la subida o bajada a determinadas personas (color amarillo, por encima del 8%) o puede impedir su acceso (color rojo, por encima del 12%). Esta caracterización se ha matizado en función de la longitud del tramo (estimación aproximada). Pendiente transversal. Se han señalado los puntos en los cuales existe una pendiente lateral pronunciada en tramos prolongados (p. ej. en márgenes de carreteras, siendo un fenómeno especialmente acusado en el caso de las calzadas anchas) lo que podría llegar a provocar o agravar lesiones en la columna a caminantes habituales. Firme. Se han señalado los puntos que limitan la accesibilidad debido a las propias características del firme (perfil quebrado, excesiva rugosidad, baja adherencia, gravas poco compactadas).

La web también indica el estado del pavimento del circuito. Tipo de pavimento y adecuación a la marcha. Se han señalado los puntos que presentan algún peligro (caídas, resbalones) o dificultan la marcha debido al estado del firme. El criterio inicial de clasificación hace referencia a la rigidez del pavimento por el impacto que puede generar en las articulaciones del tren inferior y la columna, sobre todo a velocidades altas y zancadas largas. Esta clasificación es la siguiente:

Rígido. Piedra (baldosa, adoquín), hormigón (baldosas, continuo, impreso), etc. Asfalto. Se caracteriza por su flexibilidad, por su capacidad para filtrar el agua y por retener el calor procedente de la insolación. Grava, gravilla. Su adecuación a la marcha depende del espesor de la capa, su compacidad, granulometría y procedencia (grava rodada de río, grava de aristas procedente de plantas de machaqueo). Tierra compactada. Tierra natural acondicionada mediante compactación, frecuentemente acabada con una capa delgada de gravilla para evitar la formación de charcos. Tierra natural. Senderos o caminos trazados directamente sobre el terreno natural. Se caracteriza por su gran flexibilidad y heterogeneidad.

Además de recoger cada uno de los detalles citados, esta aplicación da a la persona usuaria la posibilidad de clickar en el recorrido elegido y visualizar un vídeo de toda la ruta.

Otro dato importante es que "rutas del colesterol" da la posibilidad al usuario de descargarse el recorrido tanto en formato PDF como en GPX, de tal manera que se puede llevar la ruta en el móvil.

Secciones