Desgaste máximo desde el primer mes

Las tripulaciones afrontarán un maratón de regatas en julio, con una media de una cita cada tres días

Jokin Victoria de Lecea - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - La exigencia física es una constante en el primer mes completo de la temporada de traineras. Los días de descanso son un privilegio y los remeros deben afrontar un maratón de regatas en julio. A poco de llegar al ecuador mensual, con solo catorce días vividos, los clubes ya han remado en cuatro citas y hoy y mañana llegan otras dos más. Es un Tourmalet a las primeras de cambio, un duro esfuerzo en el que hay mucho en juego. Por un lado, está la propia liga. La competición es larga, pero es este inicio es el que sitúa a las traineras en su lugar y visualiza los objetivos;por ello, cada punto es oro. Pero los entrenadores no pueden estar focalizados exclusivamente en la lucha por la Corona, llegan los campeonatos, que son los primeros títulos en juego. Es decir, más desgaste y tensión para un curso que solo está en su amanecer.

Las traineras compiten hoy en Donostia, a partir de las 18.00 horas, y mañana en Castro, a partir de las 11.45 horas. Serán la quinta y la sexta batalla del mes. El calendario está tremendamente cargado en este mes de julio y en total son diez regatas -ocho de liga y dos campeonatos- en 31 días. Con una media de una jornada de competición cada tres días, la preparación debe ser más exhaustiva. Cada detalle cuenta y los técnicos esperan que el desgaste inicial no pase factura al llegar septiembre y los objetivos más perseguidos entren en escena.

Los campeonatos territoriales y nacionales son lo que añaden dureza al calendario. Son regatas entre semana que obligan a los equipos a hacer un alto en sus preparaciones, cambiar de chip a toda velocidad y afrontar una competición diferente. Se trata de muchos kilómetros en el agua y fuera de ella. La semana pasada la ACT compitió en A Coruña y, con solo dos días de descanso y un largo camino, tuvieron que afrontar los campeonatos de Bizkaia y Gipuzkoa el pasado miércoles. Situación similar se vivirá a finales de mes. El martes 31 de julio se disputará el Campeonato de Euskadi de Traineras en Lekeitio. Solo dos días después de las jornadas de Getxo y Santurtzi.

Esta acumulación es un quebradero de cabeza para los entrenadores. Cuidar a sus remeros resulta fundamental, pero, al mismo tiempo, no se puede hipotecar ninguna regata si no se quiere sufrir un imprevisto irremediable. Las rotaciones resultan fundamentales y en el caso de los clubes vizcainos se puede observar todo tipo de estrategias. Dejando de lado los patrones, Urdaibai, Kaiku y Santurtzi han utilizado 19 remeros, aunque su reparto es diferente. Mientras en la Bou Bizkaia -la trainera vizcaina con más cambios- son catorce los que han participado en tres regatas o más, en Santurtzi y Kaiku apuestan por bloques más fijos. Los resultados apoyan a los bermeotarras y eso le da a Joseba Fernández más confianza para realizar ensayos. Asimismo, la tripulación es más limitada en Zierbena y en Ondarroa. La rotación ondarrutarra es enorme y solo tres remeros han participado en todas las jornadas de competición.

Regatas de ARC Por otra parte, no solo la ACT está llena de citas. La ARC no para a pesar de haberse decidido esta semana el Campeonato de Bizkaia y el de Gipuzkoa. El primer grupo se mide hoy en Pedreña, a partir de las 17.30 horas, y la ARC-2 viaja a Camargo (18.00 horas). En esta misma localidad también se disputará la segunda cita puntuable de la Liga ETE, a partir de las 17.00 horas.