uretara 2018

Una ría para todos

Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)
Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor (Oskar González)

Medio centenar de personas con discapacidad disfrutan de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf adaptado en Bilbao gracias a Fekoor

Un reportaje de Aitziber Atxutegi - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Pedro Alonso contempla cómo una mujer se encarama a la silla de ruedas de una tabla de paddlesurf en el pantalán del Museo Marítimo. “Esto hace unos años era impensable para nosotros”, reconoce. Aunque hoy prefiere quedarse en dique seco - “no he traído ropa apropiada”, bromea- se confiesa un enamorado de la piragua. “Me encanta”, admite con una sonrisa. Su situación personal no ha impedido que haya participado en el descenso del Sella, ni disfrutar dando paladas siempre que puede. “Depende de la discapacidad que tengas pero, con un poco de ayuda, también podemos practicarlo”, explica.

Más de medio centenar de personas, con y sin discapacidad, participaron ayer en Uretara 2018, una jornada con la que la Federación de Personas con Discapacidad Física de Bizkaia, Fekoor, y la Federación de Deporte Adaptado del territorio quisieron promocionar las actividades acuáticas para todos en ese nuevo espacios para el esparcimiento y el deporte que es la ría. Con unos apoyos mínimos, todos pudieron disfrutar de una mañana de piraguas, traineras y paddle surf. “Nosotros no queremos vivir de espaldas a la ría”, reivindicó el director de Fekoor, Juan Carlos Sola. “Con las ayudas pertinentes, cualquier persona puede disfrutar de un espacio tan emblemático. Queremos que la gente vea que ellos también pueden venir a hacer piragüismo o paddle surf, con su familia y sus amigos”. Y es que, hoy en día, sigue siendo complicado para las personas con discapacidad encontrar actividades que dispongan de las adecuaciones necesarias para que ellas también puedan practicarlas. “Es el gran reto que tenemos como sociedad: integrar en nuestro ADN, a la hora de diseñar servicios, el concepto de la accesibilidad universal y el diseño para todas las personas”, advirtió Sola.

Antes de subir a bordo, los grupos necesitan unas nociones básicas. En el de piragua, el monitor impartía unas sencillas maniobras para los principiantes, enfundados en llamativos chalecos salvavidas. “La persona que dirige irá sentada en la parte de atrás, en la popa;la que tiene menos facilidades, en la proa”, explicaba en un corro. “Y tranquilos, esto no se hunde nunca, ni aunque se dé la vuelta”, apostillaba.

Llegados al pantalán, es hora de echarse al agua. La mayoría de ellos bajan por sí mismos la rampa;otros lo hacen con el apoyo de un compañero y a los que utilizan silla de ruedas les bajan hasta la lámina de agua. Y de aquí, a la piragua. O a la tabla de paddle surf, algunas de ellas con una silla incorporada. “Con muy pocos apoyos, son capaces de practicar estas actividades como cualquiera: una silla en la tabla, un respaldo para sujetar la espalda en el kayak... El agua es el elemento más inclusivo;ahí somos todos prácticamente iguales”, reivindicaba el director de Fekoor. A su lado, Iñaki Mujika, en representación de Bilbao Kirolak, recordaba que ya en los polideportivos bilbainos “cada día se desarrollan más actividades para personas con discapacidad, que reclaman además cada vez una participación mayor y nuevas modalidades”. Al fondo, las dos traineras que ya se han echado al agua realizan largos de orilla a orilla.

Aketza Sánchez, fundador de la asociación Goazen Up de Plentzia, no faltó a la cita, junto a varios monitores y tablas. Él sabe bien lo que el deporte, en concreto el paddle surf, puede suponer para una persona con discapacidad. “Tuve un accidente medular con una hemiplejia y, aunque no podía andar, empecé a hacer paddle. Así como en una piragua siempre había ido con alguien, esa tabla me daba independencia;podía ir yo solo, sin que nadie me dijera dónde ir o me llevara. Y es algo que los socios de la asociación siempre repiten, esa sensación de independencia: estás tú solo remando, sin barreras, no necesitas a nadie”, afirmaba. “Es muy fácil, más de lo que parece;nadie se suele caer. Y los beneficios son impresionantes”.

Los protagonistas

Los protagonistas

Secciones