Grupo Ibarrondo se eleva a lo más alto

LA EMPRESA VIZCAINA AMPLÍA SU PARQUEDE MAQUINARIA CON LA GRÚA LIEBHERRLG 1750, EN CUYA ADQUISICIÓN HAINVERTIDO NUEVE MILLONES DE EUROS

Un reportaje de Itziar Acereda - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:13h.

FRUTO de su política de mejora continua en equipos puesta en marcha años atrás, Grupo Ibarrondo ha ampliado su parque de maquinaria recientemente con una nueva grúa Liebherr LG 1750. La adquisición, que ha conllevado una inversión de nueve millones de euros, le coloca como uno de los líderes en capacidad de elevación en el norte peninsular. Por sus posibilidades y tecnologías es una grúa móvil con pluma de celosía que ofrece la flexibilidad de una grúa sobre orugas combinada con la movilidad de una grúa automotriz rápida, explican fuentes de la empresa vizcaina.

La nueva grúa tiene como características principales la capacidad de elevación de hasta 750 toneladas y de hasta 193 metros de altura. Cuenta, además, con un alcance máximo de 136 metros. Estas capacidades le convierten en una gran herramienta diferenciadora en un sector de máxima competencia. Incorpora, además, las últimas innovaciones y tecnologías aplicadas a este tipo de vehículos, lo que la hacen más versátil y segura para operar con plenas garantías en diferentes sectores: construcción pública de infraestructuras, grandes instalaciones industriales, y montaje y mantenimiento de parques eólicos, como explican desde el propio grupo.

Las características operativas de esta grúa requieren, además, la incorporación de otra maquinaria para darle servicio y asistencia. Así, el Grupo ha adquirido tres nuevas grúas de 100 t., 130 t. y 250 t. y tres cabezas tractoras 6x4 con sus respectivos remolques. Para Grupo Ibarrondo, esta inversión supone “un paso adelante para ampliar sus capacidades de servicios de elevación, tanto en capacidad de carga, como en altura. Abre la posibilidad de abordar trabajos más complejos y exigentes en mercados en los que ya está presente, y en otros que se están intentando abordar con grandes expectativas de desarrollo, como el eólico”, aseguran desde la propia compañía.

Con todo, Grupo Ibarrondo acomete una política basada en “soluciones que proporcionen acceso a nuevos mercados, aseguren la presencia en los que ya está operando, y supongan una diferenciación de la competencia por capacidades técnicas”. En suma, una apuesta de futuro que refuerza las posibilidades de participación en grandes proyectos.