evacuados 893 atletas

“Lo más importante era la seguridad”

La Ehunmilak y la Goierriko Bi Haundiak, suspendidas por las fuertes tormentas

N. Rodríguez - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Beasain - Las fuertes tormentas que se produjeron durante la madrugada del sábado obligaron a suspender la Ehunmilak y la Goierriko Bi Haundiak y a evacuar a los 893 atletas que en ese momento estaban en carrera. Los responsables de la organización estaban pendientes desde el inicio de la prueba de los pronósticos del tiempo porque existía una alerta amarilla por riesgo de tormentas. Los atletas tomaron la salida con normalidad, pero la situación meteorológica se complicó y obligó a las 00.30 horas a neutralizar la Ehunmilak en Azpeitia y la Goierriko Bi Haundiak en Larraitz. Poco después ambas pruebas fueron definitivamente suspendidas.

Comenzó entonces el plan de evacuación para trasladar a los 893 atletas, a voluntarios y a aficionados que estaban en el monte al polideportivo de Beasain, para lo que la organización contó con el dispositivo de la Cruz Roja -que empleó catorce todoterrenos, trece ambulancias y trece vehículos de nueve plazas- y la ayuda especial de Goierrialdea, la compañía de autobuses del Goierri. De esta manera, todos los participantes, voluntarios y aficionados fueron conducidos al polideportivo de Beasain, donde pudieron ducharse, comer y recuperar sus pertenencias.

“Entró una tormenta fuerte en el Goierri y a eso de las 00.30 decidimos primero neutralizar las dos carreras, pero la previsión que nos daba Euskalmet era que el tiempo iba a ir a peor y decidimos suspenderlas, explicó Ignacio Martín, portavoz de la organización. “Teníamos un total de 893 atletas en carrera. Lo que hicimos fue pararles en Larraitz y Azpeitia. Gracias a la Cruz Roja y a los autobuses de la organización, a eso de las 4.00 ya estaban todos en el polideportivo”, añadió.

En la organización están “convencidos” de haber tomado la decisión correcta, pese a que la suspensión “echa al traste” el trabajo de todo un año: “Lo importante era la seguridad de los corredores y los voluntarios. Era complicado entrar en la zona de Aralar con tormentas eléctricas. Hemos tomado una decisión que creemos correcta, el plan de evacuación ha funcionado muy bien y los corredores nos han dado la razón, que creo que es lo importante”. En el momento de la suspensión, los líderes de la Ehunmilak eran Javi Domínguez, por delante de Jon Aizpuru y Unai Dorronsoro, y la polaca Ewa Majer. En la Goierriko Bi Haundiak, el mejor era Daniel Agirre, con Koldo Agirre a pocos segundos.