liga euskotren

San Juan no baja el ritmo

San Juan sigue arrollando en la Liga Euskotren. (Esti Veintemillas)

Las ‘batelerak’ logran su quinto triunfo del curso al romper la regata con un duro ataque metros antes de la ciaboga que dejó clavado a Orio

J. Victoria de Lecea - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Donostia - El dominio de San Juan en la Liga Euskotren parece no vislumbrar su final. Regata a regata, las banderas caen una tras otra y sus adversarias siguen sin poder colarse por delante de ellas. Ser proa de regata es su tradición de este año y hasta ahora nadie ha podido discutirles su hegemonía. Ayer, en Donostia, las batelerak se hicieron con su quinta victoria de la temporada. La historia volvió a repetirse. Orio, la trainera que se sitúa más cerca de las sanjuandarras, trató de aguantar el ritmo y se mantuvo en la lucha durante las primeras paladas. Sin embargo, la velocidad de crucero de San Juan fue demasiado, empezaron a romper la regata en la mitad del primer largo y nada más realizar la maniobra pusieron pies en polvorosa para sentenciar su triunfo.

Orio es el principal rival de San Juan en la Liga Euskotren, aunque por ahora está uno o varios escalones por debajo de las Batelerak. Las oriotarras están clavadas en esa segunda posición, lejos del puesto de play-off, pero sin inquietar realmente a las líderes. La estrategia de Orio se basa en aguantar el mayor tiempo posible, resistir la primera embestida sanjuandarra y tratar de llegar a un final igualado. En Donostia volvieron a repetir el guion. San Juan salió con mucha fuerza, pero las aguiluchas no se vieron intimidadas. Aguantaron con entereza los primeros metros y no permitieron que la regata quedara rota tan pronto. Menos oposición pusieron Arraun Lagunak y Hondarribia. Su liga es otra y ayer hondarribitarras y donostiarras volvieron a pelear por evitar el peligroso puesto de colista muchos metros por detrás del ciclón de San Juan.

Fue un inicio igualado y las sanjuandarras se vieron en una situación que no resulta cómoda para ellas, desconocida incluso esta temporada. Quisieron salir de ahí, desprenderse definitivamente de Orio y en el ecuador del primer largo aceleraron el ritmo. Pero las aguiluchas no quisieron claudicar. Aguantar y aguantar. No quedaba otra. Los segundos bajaban a favor de las batelerak, pero las oriotarras siempre encontraron la manera de recuperarse de ello. Aunque el ritmo de San Juan acaba destrozando a cualquiera. Es una constante, gota china que termina por reventar al adversario. La ciaboga dio a la embarcación rosa un par de segundos extra y, lejos de conformarse, la velocidad continuó en aumento hasta acabar con toda resistencia. No le quedó otra a Orio que enseñar la bandera blanca y conformarse un día más con ser segundo.

San Juan manda con solvencia en la Liga Euskotren y su ventaja en la clasificación general es ya de cinco puntos sobre Orio, que vive un curso en tierra de nadie. Mucha más emoción hay en la lucha por el tercer puesto. Las posiciones bailan entre Hondarribia y Arraun Lagunak y ayer las donostiarras consiguieron quedarse a un solo punto de las hondarribitarras al superarlas claramente en la primera jornada del fin de semana. Hondarribia no se encontró nada cómodo en la bahía de Donostia y perdió una gran cantidad de tiempo, siendo el colista del día de manera destacada.

LIGA ETE Asimismo, además de la jornada de la Liga Euskotren en Castro (11.45 horas), las embarcaciones del Cantábrico tendrán otra cita más con la disputa de la segunda jornada puntuable de la Liga ETE. La competición se traslada hoy a partir de las 17.00 horas a Camargo y Donostiarra tratará de defender su liderato.

Secciones