penal de Lledoners

Descubierto un preso que quería grabar a los soberanistas en prisión

Torra visitó el lunes a los presos soberanistas en Lledoners. (EFE)

El recluso habría recibido una oferta para vender por 15.000 euros las imágenes de Turull, Junqueras, Rull, Romeva y Forn

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Funcionarios de la cárcel de Lledoners, donde están ingresados siete de los presos independentistas, han desbaratado un plan para grabar imágenes de ellos dentro de la cárcel al descubrir que un recluso tenía un teléfono móvil y una oferta para vender las imágenes por 15.000 euros. En esta prisión ubicada en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) están ingresados desde hace unos días el exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras, los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull y Joaquim Forn y los exlíderes de ANC y Òmnium Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

No es la primera vez que los líderes del procés encarcelados se ven envueltos en un incidente similar ya que cuando se encontraban ingresados en la cárcel de Estremera (Madrid) otro preso les grabó y luego esas imágenes fueron difundidas.

Según avanzó ayer el diario Regió-7 y confirmaron luego a Efe fuentes de la Consellería de Justicia, el recluso al que se le halló el smarphone -los teléfonos están prohibidos dentro de la cárcel- ha sido ya trasladado a otro centro penitenciario. Fue pillado por los trabajadores tomando las imágenes y ya habría sido castigado.

La investigación hecha por los Servicios Penitenciarios de la Generalitat descubrió que el recluso ocultaba un teléfono móvil con cámara y que tenía la intención de grabar imágenes de los presos independentistas dentro de la cárcel. La investigación también ha revelado que el recluso habría recibido un ofrecimiento de 15.000 euros para vender las imágenes, aunque se desconoce quién estaba interesado en comprarlas.

El descubrimiento del teléfono móvil, escondido en la zona de paquetería, se produjo el pasado jueves por parte de funcionarios del centro. Las cámaras de vigilancia internas revelaron que el teléfono móvil, que no tenía tarjeta para poder llamar, lo había escondido allí un recluso que cumple condena por tráfico de drogas, aunque la investigación no ha podido determinar cómo entró en el centro el celular. - DEIA

Secciones