Mi primer Tour

Una etapa de locura

Por Omar Fraile - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LA temida etapa del pavés ha tenido lo que se esperaba de ella: ha sido dura, exigente y se ha cobrado alguna víctima ilustre, como Richie Porte. Los últimos tramos de adoquines se han hecho realmente duros porque los tramos finales estaban muy rotos, tal y como conocíamos de la París-Roubaix. Lo he intentado con una escapada desde el principio y me he sentido bien. Cuando estaba por delante iba bastante cómodo, pero luego, cuando me han echado mano, ya he sufrido más. Era un grupo muy reducido el de delante. Se notaba que ha habido muchas caídas y que el día ha sido muy duro. De hecho, se veían muchos culotes rotos como consecuencia de las caídas que ha habido, que han sido numerosas. En el pavés suele ocurrir. Es un terreno muy peligroso y siempre hay demasiados nervios. Ha sido un día de locura, sobre todo, entre los que luchaban por la etapa y por la general. Bueno, al fin llega el día de descanso. Menos mal. Tenemos que recuperar fuerzas porque llega la montaña del Tour.