Más que palabras

Escuece la inclusión

Por Iñaki González - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LEO que un académico de la lengua, escritor y experiodista, amenaza con abandonar la institución si se retoca el texto de la Constitución española con un lenguaje más inclusivo. Parece que el lenguaje jurídico de los años 70 del siglo pasado no tenía sensibilidad de género, como un buen puñado de juristas del siglo presente, por cierto. El caso es que el académico se ha indignado muchísimo porque se pueda someter a escrutinio el legajo. Ya sabemos que la sacrosanta reliquia incorrupta de la transición española es intocable para algunos. Pero, iluso de mí, pensaba que si no se cuestiona la unidad del Estado, lo demás se podía mejorar, pero parece que tampoco. No soy un cruzado de la feminización del lenguaje pero veo que su masculinización histórica en algunas lenguas ha colaborado en forjar determinados modelos sociales.

Seguramente sabrá el académico, de apellido compuesto y nombre de protagonista principal del ciclo Pendragón, que el artículo 14 del texto constitucional describe el principio de igualdad entre los españoles y entre los factores de discriminación que no deben cuestionarlo cita la raza. Científicamente, la raza no existe en la especie homo sapiens, aunque sí en otras especies animales. Las distintas etnias del ser humano no se diferencian entre sí por divergencias en su estructura genética. Por eso en Francia están adaptando su texto constitucional para no aludir a razas. Durante siglos también ese factor ha determinado el perfil inclusivo o racista de determinadas sociedades. Cuando las convicciones propias nos parecen sagradas y las ajenas, postureo la arrogancia nos obnubila a los humanos. Sin discriminación de sexo, creencias o calidad literaria.

Secciones