grupo de punk feminista

El Tribunal de Estrasburgo condena a Rusia por el proceso a las Pussy Riot

Las penas fueron "de una severidad excepcional", no tuvieron en cuenta el contexto y por eso violaron su libertad de expresión

El Tribunal de Estrasburgo condenó hoy a Rusia por el proceso y las penas impuestas a tres miembros del grupo de punk feminista Pussy Riot como castigo por haber interpretado en febrero de 2012 unas canciones de protesta en la catedral de Moscú.

EFE - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:07h.

PARÍS. Los jueces europeos consideraron que las condenas que recibieron Mariya Alekhina, Nadezhda Tolokonnikova y Yekaterina Samutsevich, de dos años de cárcel, fueron "de una severidad excepcional", no tuvieron en cuenta el contexto y por eso violaron su libertad de expresión.

Hicieron notar que el tribunal ruso que las condenó no se detuvo siquiera a analizar el contenido de las letras de las canciones que interpretaron el 21 de febrero de 2012 en el altar de la catedral del Cristo Salvador de la capital rusa, en las que denunciaban la situación política en el país.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos admitió que las activistas infringieron las reglas de comportamiento en un centro religioso, pero insistió en que se las castigó con dureza simplemente porque vestían con colores vivos, gesticulaban con los brazos y las piernas al aire y utilizaban un lenguaje soez.

También reprochó a la justicia rusa que estuvieron en detención provisional durante cinco meses sin justificación y que recibieron un trato inhumano o degradante durante el proceso.

No solo porque se las transportaba desde la cárcel en furgones atestados, sino porque durante las audiencias tenían que "soportar la humillación" de estar expuestas a la vista de todos en un banquillo separado del público por un cristal y flanqueadas por policías armados y por un perro, pese a la "ausencia de riesgo manifiesto para la seguridad".

Los jueces europeos criticaron igualmente que las autoridades rusas cortaran el acceso a los vídeos que las Pussy Riot habían colgado en la red sobre su acción en la catedral moscovita, y eso sin haber justificado esa medida.

Hicieron notar que las jurisdicciones que tomaron esa decisión no precisaron cuáles eran los fragmentos de las grabaciones problemáticos y se limitaron a remitir a un informe de aspectos lingüísticos que las activistas no pudieron rebatir.

"La conclusión de que los vídeos presentaban un carácter 'extremista' y prohibir el acceso a esas grabaciones en internet no respondían a una 'necesidad social imperiosa' y no eran 'necesarias en una sociedad democrática'".

Rusia tendrá que pagar 16.000 euros por daños morales a Alekhina, otro tanto a Tolokonnikova y 5.000 a Samutsevich, además de 11.760 en concepto de costas judiciales.

Este dictamen del Tribunal de Estrasburgo llega un día después de que otra miembro del grupo opositor Pussy Riot fuera condenada a quince días de arresto por irrumpir en el campo del estadio Luzhnikí durante la final del Mundial entre Francia y Croacia.