Sobre los preparativos del 1-O

Òmnium envía al juez una auditoría que prueba que sus ayudas son de entes locales

Para acreditar que la Generalitat no pagó publicidad del 1-O con pagos opacos

Òmnium Cultural ha remitido una auditoría al juez que investiga los preparativos del 1-O para acreditar que los 79.077 euros de subvenciones que recibió en 2017 procedían de administraciones locales, con lo que desvincula a la Generalitat del pago de los costes del referéndum.

EFE - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 18:12h.

BARCELONA. En la auditoría, a que ha tenido acceso Efe, la entidad trata de despejar las sospechas del titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona de que la Generalitat financió publicidad del referéndum mediante pagos opacos a la entidad soberanista, por lo que el pasado mes de marzo ordenó a la Guardia Civil que registrara su sede.El informe, elaborado por el despacho de auditores Faura-Casas, se basa en información obtenida en las cuentas anuales aprobadas por la junta directiva de la asociación en 2017, que el juez solicitó a Òmnium Cultural pese a que, según mantiene la entidad en un escrito al instructor, la Guardia Civil ya se llevó de su sede toda su documentación económica, tanto en papel como en soporte digital.De acuerdo con la auditoría, la asociación recibió el año pasado un total de 79.077 euros en subvenciones públicas, que supusieron el 0,86 % de sus ingresos totales, procedentes de una veintena de ayuntamientos y entidades locales catalanas, en su mayoría para financiar actos culturales.La Diputación de Barcelona es la institución que más fondos públicos destinó a Òmnium Cultural, un total de 25.000 euros para organizar los premios literarios Nit de Santa Llúcia, seguido de la de Girona, el Institut d'Estudis Ilerdencs, el Institut de Cultura de Barcelona o el Ayuntamiento de Olot (Girona), con aportaciones de 6.000 euros.Asimismo, la entidad recibió otros 4.000 euros del Institut de Cultura de Barcelona, dependiente del Ayuntamiento de la capital catalana, subvenciones de entre 1.000 y 2.000 euros de otros ayuntamientos catalanes, entre ellos Badalona, Figueres, Sant Cugat o Terrassa, y 300 euros de los consells comarcals de Osona y La Garrotxa.En sus conclusiones, los auditores recalcan que todas las subvenciones recibidas por Òmnium Cultural en 2017 procedían de "administraciones públicas de ámbito territorial local, que se han obtenido para contribuir a la financiación de actividades específicas de la asociación realizadas en el territorio correspondiente".También la Assemblea Nacional Catalana (ANC), a petición del instructor, le ha remitido un breve certificado firmado por su tesorero que sostiene que, desde su creación, la entidad no ha recibido "ningún tipo de subvención de ninguna administración pública ni entidad relacionada".En un informe incluido en la causa, la Guardia Civil sostiene que la Generalitat "reembolsó" a la ANC los 115.218 euros que costó a la entidad soberanista la organización del acto de inicio de la campaña del referéndum del 1-O, celebrado en el recinto Tarraco Arena de Tarragona.El coste de la campaña y de la publicidad del referéndum centran las pesquisas del instituto armado para averiguar si el Govern destinó fondos públicos a la organización del 1-O, lo que podría constituir un delito de malversación de caudales.