Urduliz sortea los premios de la rifa a favor de Aimar y Araitz

El Ayuntamiento entregó hace un mes el cheque con la recaudación del festival solidario. (Carlos Zárate)

El acto tendrá lugar el viernes en el Ayuntamiento, donde se entregarán los regalos

Carlos Zárate - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Urduliz. Las muestras de solidaridad no dejan de repetirse en Urduliz con el objetivo de ayudar a los niños Aimar del Pozo y Araitz Murillo, dos pequeños luchadores que padecen sendas enfermedades raras y que requieren múltiples cuidados médicos.

Así, el viernes, a las 10.00 horas, se realizará en el Ayuntamiento el sorteo de la rifa solidaria organizada para recaudar fondos, una iniciativa que se suma a la del festival solidario en el que se reunieron 665 euros para ambas familias. Los boletos para participar han sido vendidos durante los últimos meses en diferentes establecimientos comerciales de Urduliz y de otros municipios de Eskuinaldea.

El sorteo consta de dos premios y cada papeleta tiene un número para participar en cada uno de ellos. Los regalos han sido aportados por las empresas y establecimientos colaboradores con la iniciativa. Entre los regalos que se sortearán está un fin de semana con spa, masajes, manicura, cena para dos personas, peluquería, cesta de productos de ciclismo, camiseta del Athletic de Sabin Merino, etc.

Luchadores Araitz Murillo sufre parálisis cerebral a consecuencia de una meningitis peculiar “para la que no hay tratamiento”, explica su madre, Itziar Nieto. Araitz tiene 19 meses y su vida transcurre a caballo entre Urduliz y los hospitales. “Tenemos que ir todos los días”, reconoce Itziar. Además, lamenta que desde hace tres meses el servicio de ambulancias les está causando muchos problemas. “No nos atienden como es debido. Desde que se realizó el cambio de la empresa adjudicataria estamos teniendo muchos problemas. Araitz necesita una ambulancia grande con rampa, por la silla que utiliza, y unas determinadas condiciones, pero hay días que vienen con una pequeña. Otros días incluso nos dejan tiradas y Araitz no puede faltar a sus terapias”, denuncia.

Saltador de obstáculos Aimar del Pozo es un hombretón de 16 años que pelea cada día contra su enfermedad, una tetraparexia. Nació muy prematuro, con 26 semanas de gestación y dos vueltas de cordón umbilical. “No hubo cesárea y se complicó todo”, resume su madre, Amaia Guenetxea. Con un 85% de discapacidad, necesita de los cuidados constantes de su familia. “Hay que levantarle, vestirle, llevarle al baño, cortarle la comida... Además tiene problemas para dormir porque tiene espasmos y necesita tomar medicación”, detalla.

Secciones