700 millones de emojis se comparten al día

Emoji: ¿una cara vale más que mil palabras?

Día Mundial del Emoji. (PIXABAY)

Más de 700 millones de emojis (o emoticonos) se comparten cada día en Facebook y 250 millones al mes en Twitter.

La respuesta sería sí, a la vista de las cifras que arroja el mundo de los emojis: más de 700 millones se comparten cada día en Facebook y 250 millones al mes en Twitter. Una suma astronómica que da cuenta del impacto mundial que las caras sonrientes y los corazones han hecho en la cultura popular.

EFE - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 08:44h.

MADRID. Todo comenzó en 1990, cuando la operadora móvil japonesa NTT creó una colección de 176 dibujos que se convertirían en el origen de este lenguaje universal en internet, aunque no fue hasta 2008 cuando Apple lanzó su primer catálogo de estos dibujos y dieron el salto a la conversación mundial.

En total hay 2,823 aprobados por Unicode, el consorcio que regula su uso. Su práctica crece cada día y son distintos a los emoticonos, que son los símbolos creados con signos de puntuación y que suelen leerse inclinando la cabeza, como :-) o :-(.

Según un estudio de la consultora Brandwatch sobre el uso de emojis en Twitter a nivel mundial, estos iconos sirven para tomar el pulso al ambiente: los iconos de alegría se disparan en Navidad y Año Nuevo, mientras que los de miedo tuvieron su máximo histórico en el período previo al referéndum de Reino Unido sobre su pertenencia a la UE.

Aunque la cara llorando de risa y el tradicional corazón rojo son los más usados, según los datos de varias redes sociales, también hay sitio para excentricidades para todos los gustos.

Zombis, granjeros, yoguis o malabaristas, dinosaurios, unicornios, varias versiones del mono, pintarse las uñas, lavarse el pelo o comidas como la paella o un cuenco de ramen, un tipo de sopa de fideos japonesa.

Recientemente, se han añadido medio centenar de símbolos nuevos, entre los que se incluye el pavo real, la llama, un ábaco, la profesión de superhéroe o la doble hélice de ADN, y se espera otra tanda similar antes de que finalice el año.

¿Desplazará este tipo de código al texto en internet? "Todo nuevo código de comunicación ayuda, no resta", subraya el director general de Fundéu BBVA, Joaquín Müller-Thysssen Bergareche.

Los emojis tienen sentido en las comunicaciones en internet donde el espacio está limitado y estos iconos ayudan a "reforzar el discurso, aportar un toque de humor o a trasladar un sentimiento".

Su futuro es incierto para otras esferas distintas de internet, como el ámbito empresarial o el periodismo, pero el lenguaje, recuerda , siempre se ha beneficiado de nuevos códigos y maneras de jugar con él: "Lo importante es utilizar este código bien, saber si empobrece o enriquece".

A lo largo de su historia, los emojis no han estado exentos de controversia y, tras superar las críticas por la falta de variedad racial o de género, la controversia está ahora en las armas. Algunos proveedores (Apple, Google, Samsung o Twitter) han decidido sustituir el arma de fuego por una pistola de agua, en sintonía con el movimiento por el control de las armas en Estados Unidos.

Y es que, como todo código, los emojis también admiten matices y variedad de significados. Según datos de un estudio realizado por web emojipedia, la página referencia del universo emoji, en Twitter, solo el 7 % de las utilizaciones del icono de melocotón hace referencia a la fruta.

Más de una tercera parte de los usuarios la utiliza para referirse al trasero, y un porcentaje similar de los mensajes tiene connotación sexual. Del mismo modo, el emoji del vegetal más usado es la berenjena, no tanto por sus cualidades alimenticias, como por su uso para referirse al pene.

Adivina el juego.

Secciones