congreso del PP

Otro vídeo, ahora contra Casado, se cuela en el fin de campaña del PP

La candidata a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE /Ismael Herrero)

Una nueva grabación identifica al candidato con el pasado que representan Aguirre y Aznar

Carlos C. Borra - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 07:34h.

Bilbao - A 24 horas del inicio del congreso del PP en el que Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado se disputarán el liderazgo del partido, el nivel de beligerancia en esta competición se recrudece cada vez más. Si hasta ahora el grado máximo de tensión lo marcó el vídeo contra la exvicepresidenta del Gobierno que surgió la semana pasada, ayer se repitió la misma jugada pero en sentido contrario, con una grabación que ponía en solfa la candidatura del aspirante Casado.

Este nuevo vídeo coincidía con el primero en el aspecto formal, al utilizar la sintonía de la conocida serie de televisión Cuéntame, y también en sus intenciones, al buscar identificar al exvicesecretario de Comunicación del partido con el pasado. Para ello, echaba mano del mismo recurso que el original: mientras el primer vídeo mostraba imágenes de Santamaría con cargos veteranos como Javier Arenas, Cristóbal Montoro o Celia Villalobos, que iniciaron su trayectoria en los años 80, el difundido ayer hacía lo propio con Casado y Esperanza Aguirre, José María Aznar, Cristina Cifuentes, Rafael Catalá, Javier Maroto, José Manuel García-Margallo, del que se recuerda que comenzó en política en 1977, y María Dolores de Cospedal, que lo hizo en 1982.

“Esperanza y Nacho lo hicieron estupendamente y Cristina es una brillante política y una magnífica amiga”, asegura el ahora candidato en el vídeo, de poco más de dos minutos de duración. En el mismo se reprocha además a la exministra de Defensa que firmase un memorándum de cooperación entre el PP y el Partido Comunista Chino, y se censura que la formación popular recurriese el matrimonio homosexual y luego Mariano Rajoy y su cúpula asistieran y “festejaran” la boda gay de Javier Maroto, “cargo público del PP desde 1999”.

El aludido por esta nueva producción audiovisual, Pablo Casado, trató de quitarle ayer hierro a la misma y aseguró que se lo toma “con humor”. “No vamos a darle la importancia que se le dio la semana pasada al vídeo -contra Santamaría- porque creo que estas cosas pasan en campaña. Son muy lamentables, a veces viene de afiliados con mala intención y otras de afiliados con buena intención que se equivocan”, agregó, aprovechando de paso para cargar contra su contrincante en las primarias que se decidirán en la votación del sábado.

En lo que también coincidieron los candidatos a los que supuestamente benefician los vídeos es en su desmarque total respecto a los mismos. Así, ayer Soraya Sáenz de Santamaría dijo que “quien haya hecho ese vídeo me puede meter a mí. Yo también estuve en la boda de Maroto, que es estupendo, como su marido. Pueden ampliar ese vídeo y meterme a mí también”, insistió.

Tras asegurar que su equipo no ha hecho “ningún vídeo” contra ningún miembro del Partido Popular, Pablo Casado subrayó que para él “no caben los ataques a los compañeros de partido”. “El adversario está fuera del PP”, zanjó.

Congreso pionero

Secciones