llarena retira la euroorden

La Fiscalía critica al tribunal alemán y le acusa de "indebida intromisión"

Carles Puigdemont esperaba en Alemania conocer si será entregado a España por malversación. (EFE)

Permanecerá en libertad pero si regresa a España sería automáticamente arrestado

La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha opuesto hoy a la puesta en libertad de los presos preventivos del "procés" en un escrito en el que critica la "indebida intromisión" de la Audiencia de Scleswig-Holstein en la jurisdicción de los tribunales españoles.

EFE - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:43h.

MADRID. En el escrito, el fiscal asegura que, con su decisión de entregar a Carles Puigdemont a España por malversación pero no por rebelión, el tribunal alemán ha asumido funciones de enjuiciamiento atribuidas por la ley al Supremo, "lo que dificulta notablemente la posibilidad de reconocer efectos jurídicos a semejante decisión".

La Fiscalía asegura que esa decisión supone un incumplimiento del marco jurídico europeo y no puede condicionar "la mayor o menor relevancia penal de los hechos" ni la calificación jurídica de los mismos, pues esa es competencia de los tribunales españoles.

El escrito del fiscal se ha conocido al mismo tiempo que el auto del juez Pablo Llarena en el que rechaza la entrega de Puigdemont solo por ese delito y cuestiona "la falta de compromiso" del tribunal alemán con unos hechos que podrían haber quebrantado el orden constitucional español.

El Ministerio Público responde así a los escritos presentados por el exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn y Dolors Bassa, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los dirigentes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Todos ellos pidieron su puesta en libertad provisional en función del "nuevo contexto social y político" y de, según el Supremo, la "supuesta bondad" de sus perspectivas jurídico-penales tras la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein.

Pero el Ministerio Público responde que se trata de factores ajenos al argumentario jurídico y que las circunstancias que llevaron a la adopción de la medida de prisión "no han variado en absoluto y se mantienen plenamente vigentes".

Es decir, la gravedad de los delitos, la magnitud de las penas que acarrean, "la existencia de motivos bastantes" para considerar a los acusados responsables de esos delitos, la firmeza de los autos del Supremo, sumados a los requisitos legales de existencia de riesgo de fuga y de reiteración delictiva.

Ambos riesgos son "manifiestamente perceptibles" en este caso si se tiene en cuenta que hay varios procesados huidos y de que existe una insistencia en seguir adelante con el proceso de independencia "socavando la legalidad constitucional y al margen de las vías legales", añade el fiscal. En cuanto a la decisión del tribunal alemán, la Fiscalía recalca que "jamás" puede ser un argumento a valorar porque ha actuado "incumpliendo el marco jurídico europeo que regula la orden de detención y entrega".

Es decir, ha ignorado que no debería haber entrado en el fondo del asunto y ha analizado "la intensidad" de la violencia ejercida, cuando, a juicio del fiscal, debería haberse limitado a comprobar que concurría la violencia, único requisito para autorizar la entrega por el delito de rebelión de acuerdo con el principio de doble incriminación.

Por contra, asumió las funciones de enjuiciamiento e incurrió e una "indebida intromisión" en la jurisdicción de los tribunales españoles, concluye el escrito de la Fiscalía del Supremo.

ABOGADO DE PUIGDEMONT

Llarena responde así a la decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein que hace una semana resolvió a favor de la extradición de Puigdemont por un presunto delito de malversación de fondos, pero no por uno de rebelión, tal y como solicitaba el juez.

En un auto, el magistrado retira la orden europea de detención que pesa sobre el expresidente catalán, lo que significa que permanecerá en libertad, pero no podrá regresar a España ya que sería automáticamente arrestado -al estar vigente la orden de detención nacional- hasta pasados un mínimo de 20 años, que es lo que tarda en prescribir el delito de rebelión.

El abogado del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha expresado este jueves ante la decisión del magistrado del Tribunal Pablo Llarena de rechazar la entrega por malversación y retirar la euroorden contra su defendido: "Parece que nos ha quedado un verano inmejorable".

En un apunte en su perfil de Twitter recogido por Europa Press, Cuevillas ha colgado el auto del magistrado en el que decide rechazar la extradición al solo haberse aprobado por el delito de malversación, y no por rebelión, y ha destacado: "Y que, además, podré por fin hacer vacaciones".

El magistrado instructor de la causa del proceso soberanista ha acordado retirar la Orden Europea de Detención y Entrega (Oede) y la internacional contra Puigdemont además de otros políticos soberanistas en Bélgica, Suiza y Escocia, como son Toni Comín, Meritxell Serret, Lluis Puig, Clara Ponsatí y Marta Rovira.

Por su parte, otro de los abogados de estos políticos, Gonzalo Boye, ha publicado dos comentarios en Twitter asegurando: "Napoleón perdió en Waterloo cuando llegaron los prusianos... y ahí lo dejo" y que el efecto dominó ha sido devastador.

Llarena ha rechazado este jueves que Puigdemont sea extraditado desde Alemania por el delito de malversación de fondos públicos, como ha acordado el Tribunal Regional de Schleswig-Holstein, y denuncia "falta de compromiso" de este tribunal con unos hechos que, dice, podría haber quebrantado el orden constitucional español.

Secciones