tiene 16 años

Juzgado a puerta cerrada el menor implicado en la muerte de ‘Urren’

La vista comenzó ayer con los testimonios de los forenses, peritos y ertzainas intervinientes

Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El juicio contra el menor de 16 años que, junto a otro de 13, asaltó y agredió el 23 de diciembre del año pasado a Ibon Urrengoetxea, Urren, exfutbolista de Amorebieta de 45 años, causándole la muerte al impactar su cabeza contra el suelo, comenzó ayer en el Juzgado de Menores número 1 de Audiencia Provincial de Bizkaia, según informaron fuentes jurídicas. La vista empezó con los testimonios de los forenses, los peritos y los agentes de la Ertzaintza que investigaron el caso y procedieron a la detención de los dos presuntos autores de los hechos.

En el proceso judicial se ponesobre la mesa como las pesquisas de la Policía vasca determinaron que a las 4.20 horas del mencionado día, en la confluencia de la calle Navarra con Ripa, el acusado dio una patada a Urren que transitaba solo por la zona. Al parecer, la intención era robarle, pero en el forcejeo la víctima cayó al suelo tras ser objeto de la patada, golpeándose el cráneo, lo que podría haber provocado la muerte de la víctima.

Tras comprobar lo ocurrido los dos implicados huyeron. Sin embargo, la investigación policial pudo identificarlos gracias a las cámara de vigilancia de la zona y a que ambos cuentan con un amplio historial delictivo.

En la vista oral, además del menor juzgado, que fue trasladado desde el centro de menores de Zumarraga donde permanece internado desde que fue detenido a mediados de enero, también está presente, acompañado de su monitor, el chaval de 13 años que participó en el intento de robo, que, por su edad, es inimputable judicialmente.

Según recogieron fuentes de EITB, la familia del acusado defendió fuera de la sala donde se le juzgaba que todo había sido un accidente y que no había sido intencionado. La vista se realiza a puerta cerrada, ya que uno de los implicados es menor de edad.

El caso Urren provocó un sonora alarma social en Bilbao, ya que fue el primero de una serie de luctuosos sucesos en los que durante el pasado invierno estuvieron implicados varios menores de edad. - E. P.